RCN Radio

Comisión de verificación conjunta revisará hechos en los que murieron campesinos en Tumaco

Foto referencial de archivo

Foto referencial de archivo

Debido a las versiones encontradas entre la fuerza púbica y la comunidad, una Comisión de verificación conjunta revisará los hechos en los que perdieron la vida ocho campesinos en Tumaco.

Según las versiones de la comunidad, los hechos se registraron en medio de enfrentamientos entre campesinos y las fuerzas militares, sin embargo el Ejército asegura que se trató de un ataque de disidencias de las Farc.

La situación se habría presentado en el desarrollo de acciones de erradicación por parte de la fuerza pública y la oposición de los campesinos, que solicitan ser atendidos a través de los programas de sustitución voluntaria.

Tanto el Ejército Nacional como las organizaciones campesinas entregaron sus versiones sobre los hechos, las cuales son diametralmente opuestas, pues la fuerza pública asegura que la muerte fue causada por el uso de cilindros bomba por parte de disidencias de las Farc y los campesinos aseguran que los hechos fueron provocados por el accionar de los integrantes de las Fuerzas Armadas.

Según la información entregada en un comunicado de prensa de la Fuerza de Tarea Pegaso, “Las indagaciones preliminares señalan que, al parecer, alias ‘Guacho’ y su grupo de GAO residual de la Daniel Aldana de las Farc, lanzaron al menos cinco cilindros bomba contra los integrantes de la Fuerza Pública y contra la multitud, que se encontraba en el lugar, y luego atacaron con fuego indiscriminado de fusiles y ametralladoras a los manifestantes y a las autoridades”.

Así mismo se informó que el saldo parcial de la acción violenta es de 4 personas civiles muertas y 14 heridas, quienes fueron atendidas inicialmente en un helipuerto del sector por personal médico del Ejército Nacional y de la Policía Nacional y posteriormente evacuadas 7 de ellas en helicóptero del Ejército hacia Tumaco.

Según la fuerza pública, la información habría sido confirmada por los propios campesinos que habrían sido obligados por el comandante de la disidencia a enfrentarse con la fuerza pública.

Entre tanto la versión de las organizaciones de campesinos cultivadores de coca de la región asegura que “Uuiformados de Policía y Ejército arremeten en forma desproporcionada en contra de las comunidades manifestantes en la zona de Alto Mira y Frontera del Corregimiento de Llorente, del municipio de Tumaco, dejando hasta el momento cuatro campesinos muertos y una cantidad de heridos sin determinar”.

Protesta

Los campesinos protestan desde hace varios días contra el proceso de erradicación forzada en los que se han registrado algunos enfrentamientos sin saldo trágico.

Se destaca la protesta de los campesinos que se realiza en el sector de Puerto Rico, donde los manifestantes exigen al Gobierno cumplir con lo acordado en el punto 4 de los acuerdos de La Habana.

Los manifestantes solicitan en el comunicado la presencia de organismos internacionales de carácter humanitario que garanticen el respeto de los derechos de los campesinos que impiden el avance de la erradicación y exigen sustitución voluntaria.

Además, teniendo en cuenta lo complicado de los enfrentamientos, según ellos, se debe garantizar la presencia de ambulancias para evacuar a los heridos.

“Se requiere de manera urgente una comisión humanitaria que se acompañe la situación y se insta a la Defensoría del Pueblo a reaccionar ante la gravedad de los hechos y dejar de lado el accionar pasivo que ha asumido hasta el momento frente a la crisis del territorio de Alto Mira y Frontera”, concluye la comunicación de los campesinos cultivadores de coca.

Consejo de Seguridad

Tras los hechos y la reunión de las autoridades se conoció que se determinó activar la red hospitalaria del municipio de Tumaco y se cuenta con el apoyo de la fuerza pública para el traslado de heridos.

Además se asegura que la Fiscalía General de la Nación ya se encuentra al tanto de lo sucedido y adelanta las investigaciones del caso.

De igual forma se elevó un llamado al Gobierno nacional para que el Departamento de Nariño sea atendido de manera prioritaria en la implementación del programa de sustitución de cultivos de uso ilícito, ya que es el detonante de los hechos que suceden en el municipio.