RCN Radio

Exgobernador Lyons pagará 5 años de cárcel y será testigo clave del cartel de la toga

Exgobernador de Córdoba, Alejandro Lyons. Foto/archivo.

Exgobernador de Córdoba, Alejandro Lyons. Foto/archivo.

La Fiscalía imputó cargos por videoconferencia al exgobernador de Córdoba, Alejandro Lyons, quien logró una negociación que contempla que pagará 5 años y dos meses de prisión, deberá devolver $4.000 millones y será testigo estrella en el escándalo del cartel de la toga y la corrupción de contratos en su departamento.

El fiscal tercero delegado ante la Corte Suprema, Jaime Camacho, formuló cargos a Lyons por los delitos de concierto para delinquir, peculado por apropiación y contrato sin cumplimiento de los requisitos legales.

De acuerdo con la Fiscalía, hay pruebas evidentes de que el exgobernador Lyons se apropió de por lo menos 8.950 millones de pesos de millonarios contratos de las regalías.

El exgobernador Lyons no aceptó los cargos imputados al asegurar que logró un preacuerdo con la Fiscalía en el que se pactó una condena de 5 años y 2 meses de prisión y un principio de oportunidad en el que se compromete a seguir declarando ante las autoridades en lo referente a la corrupción de Córdoba que involucra, entre otros, al senador Musa Besaile en la apropiación de los dineros de las regalías y el cartel de la hemofilia.

También testificará en los procesos que se siguen por el cartel de la toga contra el senador Musa Besaile y el exmagistrado Camilo Tarquino.

En relación al congresista Besaile, prófugo de la justicia, señala que como gobernador le entregó $600 millones de los $2.000 millones que pagó al exfiscal Luis Gustavo Moreno para frenar la orden de captura en su contra por parapolítica.

Frente al abogado Tarquino, aseguró que el exmagistrado le exigió $20.000 millones a cambio de ayudarlo en su proceso ante la Corte Suprema de Justicia.

El abogado de Lyons, Dario Bazani, dijo que el testimonio del exgobernador también será clave para validar y darle legalidad a las interceptaciones logradas por los agentes de la DEA sobre el escándalo de los pagos de sobornos para torcer procesos en la Corte Suprema que hoy tiene en enredos a los exmagistrados Francisco Ricaurte, Leonidas Bustos, senadores como Álvaro Ashton, Hernán Andrade y excongresistas como Julio Manzur y Luis Alfredo Ramos.

En su momento la Fiscalia aclaró que el exgobernador deberá cumplir la condena que impongan las autoridades judiciales en el país, mientras tanto permanecerá en los Estados Unidos solo hasta que concluya el proceso de colaboración con la justicia norteamericana.