RCN Radio

La tuberculosis no es el problema, sino el hacinamiento que es el generador de la enfermedad en las cárceles: director territorial de Salud de Caldas

Foto: RCN Radio-Fabián Giraldo Trejos

Foto: RCN Radio-Fabián Giraldo Trejos

El director de la cárcel nacional de varones La Blanca de Manizales, prendió las alarmas sobre la compleja situación que se vive especialmente en este centro de reclusión por el problema de hacinamiento, que es el causante de la enfermedad

En la mañana de este miércoles se reunieron en la oficina de la Procuraduría Regional de Caldas y en la sede de la Defensoria del Pueblo, representantes de distintas entidades administrativas de los órdenes municipal y departamental para hablar sobre el hacinamiento de las cárceles de esta sección del país y los brotes de tuberculosis que afectan a la población recluida en ellas, con el propósito de explorar fórmulas de solución a un problema que los actores involucrados consideran como de tipo estructural.

En relación con los brotes de tuberculosis detectados en el interior de algunos establecimientos carcelarios, el director territorial de Salud Gerson Bermont, manifestó que están a punto de declarar controlado este foco, pero advirtió que el problema no radica en la tubeculosis como tal, sino en el hacinamiento y las condiciones de inhabitabilidad que registran las mismas cárceles.

El señor Bermont llamó la atención sobre la importancia de las inversiones que hay que hacer en estos sitios de reclusión debido a que focos de enfermedad como el antes mencionado, se pueden presentar precisamente por las condiciones en que estos se encuentran.

“El llamado que también le hacemos a la Procuraduría es que intervenga ante los organismos correspondientes como el Ministerio del Interior, Alcaldías y Gobernación por supuesto, sobre las inversiones que se tienen que hacer en los centros penitenciarios, para evitar que se generen y se propaguen en estos lugares los focos de enfermedad”, puntualizó el director territorial de Salud de Caldas.

Precisamente sobre la actual situación de la cárcel de Manizales, su director Neveth Londoño Cano, dijo que se torna crítica, toda vez que en meses pasados se generó allí un brote de tuberculosis, que llevó a que la Procuraduría y la Personería de Manizales interpusieran una acción de tutela, que fue fallada en el sentido de ordenar un ciclo decreciente para el establecimiento y unas medidas especiales en materia de salud.

Por su parte el secretario de Gobierno de Manizales, Jonh Heberth Zamora, consideró que el problema de hacinamiento en las cárceles obedece a la falta de una política pública a nivel nacional en donde se hace necesario que todas las entidades relacionadas con el tema, concurran a fin de buscarle una solución, como en el caso específico de la cárcel de esta ciudad.
“Se ha pactado con la Defensoría del Pueblo y con diferentes organismos, trabajar en el equilibrio decreciente de la cárcel nacional de varones de la capital de Caldas”, manifestó Zamora López . En este sentido se aprobó que por cada 10 presos que salgan de este centro de reclusión, ingresen otros 9, para tratar de solucionar en parte el fenómeno de sobre población, dando cumplimiento al fallo de una acción de tutela que así lo determina.
Según el secretario de Gobierno de Caldas, Carlos Alberto Piedrahíta, lo que se busca conjuntamente con la Defensoría del Pueblo es contrarrestar el problema de hacinamiento especialmente en la Blanca de Manizales, de donde se van a liberar 120 presos que serán trasladados  a diferentes penitenciarías del país, para permitir que los 57 indiciados que hoy permanecen en las estaciones de policía de esta ciudad y los 14 de Chinchiná, ingresen a la cárcel de la capital caldense.