RCN Radio

Medicina Legal no realizó exámenes médicos a ‘La Gata’ con los que un juez le dio casa por cárcel

La empresaria del chance, Enilse López. Foto: Colprensa

La empresaria del chance, Enilse López. Foto: Colprensa


Medicina Legal informó que no realizó los exámenes médicos a la empresaria del chance Enilse López, conocida como ‘La Gata’, y con los cuales un juez de ejecución de penas Barranquilla ordenó la detención domiciliaria.

La entidad indica que el hospital donde permaneció interna durante los últimos meses, fue la autoridad médica que informó al juzgado sobre el estado de salud de la condenada y la conveniencia de trasladarla a su lugar de residencia.

Al respecto, el centro médico indica que ‘La Gata’, presenta un cuadro agudo de anorexia, problemas para ingerir alimentos por si misma, bajo peso, y requiere asistencia médica de forma constante.

(Lea también: Juez otorga casa por cárcel a ‘La Gata’)

Enilse López, la empresaria del chance, afronta una condena de 37 años de cárcel por los delitos de concierto para delinquir y homicidio. Continuará cumpliendo la sentencia bajo detención domiciliaria.

La empresaria fue hallada responsable de haber ordenado el homicidio de Fabián Ochoa Torres, quien cuidaba un peaje ubicado entre los municipios de Carmen de Bolívar y Ovejas, en el departamento de Sucre.

El hecho ocurrió el 12 de junio de 2000.
 Los paramilitares que testificaron en el proceso penal aseguraron que López quería acallar a Ochoa, quien era testigo clave en las actividades que adelantaba la empresaria en la región.

(Lea también: ‘La Gata’ mandó a blindar su habitación en el Hospital Cari)

Ochoa fue señalado además de ser colaborador de grupos guerrilleros. En el proceso judicial los exparamiltares Luis Fernando Caro, alias ‘Magnesio’ y Jairo Antonio Castillo, alias ‘Pitirri’ indicaron que López fue la autora intelectual de este asesinato. Fue ella, quien dio los datos exactos del vigilante.

La empresaria buscaba crear zozobra en la región, mostrando su poder. Los testigos aseguraron que además de la venganza personal, el objetivo era demostrar que nadie se podía meter con ella, enviándole un mensaje a sus enemigos.