RCN Radio

MinInterior reconoce que no sabía que podía apelar hundimiento de circunscripciones de paz

Guillermo Rivera, ministro del Interior. Foto. Colprensa


El ministro del Interior, Guillermo Rivera, reconoció que en su momento aceptó durante la votación de conciliación en el Senado el hundimiento del proyecto de ley que crea las 16 curules especiales de paz, porque desconocía que como representante del Gobierno sí podía apelar esa decisión en el Congreso de la República.

Según el artículo 166 de la ley quinta del 92 que rige el funcionamiento del Congreso de la República se señala “Negado un proyecto en su totalidad o archivado indefinidamente cualquier miembro de la comisión o el autor del mismo, el Gobierno o el vocero de los proponentes en los casos de iniciativa popular, podrán apelar la decisión de la comisión o de la plenaria”. (Lea también: Se hundieron las 16 circunscripciones especiales de paz)

Al leérsele el contenido textual del artículo 166 de la ley quinta, el ministro Rivera indicó “le acepto su corrección (…) Nosotros estábamos convencidos de que esa figura solamente era susceptible de aplicación por parte de los senadores, pero bueno no la tuvimos presente, sin embargo, creo que lo que hicimos también es conforme a derecho, es solicitar llevar el proyecto de ley a la Presidencia de la República para efectos de su promulgación”.

Asimismo sostuvo “sí desafortunadamente uno nunca se las sabe todas, siempre hay algo que falta, y no creo que haya sido un problema de asesoría jurídica en medio de toda esta tempestad y toda esta discusión que se prestó, pues no era difícil tener cubiertos todos los frentes, pero, creemos que todavía tenemos un camino por recorrer, creemos que tenemos unos argumentos jurídicamente muy sólidos y vamos a seguir dando la batalla”.

No obstante, insistió en que interpondrá hoy una acción de cumplimiento ante el Tribunal Administrativo de Cundinamarca y una acción de nulidad ante el Consejo de Estado una vez se conozca el acta de la determinación, para buscar revivir las curules de las víctimas.

“Creemos que lo que nos queda ante las instancias judiciales es perfectamente viable y seguiremos en esa misma línea porque creemos que mas allá de los aspectos procesales lo que hay aquí es un batalla de fondo y es lograr que las víctimas tengan derecho a la representación política”, dijo el ministro Rivera.