RED DE PORTALES
INDICADORES ECONÓMICOS
Dolar$2.028,48
CaféUS$2,04
UVR214,0321
DTF4,35%
PetroleoUS$94,57
Euro$2.576,37

Londres presenta ley para autorizar la retención de datos de comunicaciones

Internacional

10/07/2014

Por: EFE

 

El Reino Unido introducirá legislación de emergencia que permitirá a las fuerzas de seguridad retener el poder de obligar a las empresas de internet y de telecomunicaciones a conservar datos de los correos y las llamadas de sus clientes.

 

En una rueda de prensa en la residencia oficial de Downing Street, el primer ministro británico, David Cameron, anunció que esta legislación será presentada la próxima semana en la Cámara de los Comunes y cuyo objetivo es ayudar a combatir el terrorismo y delitos como el fraude o la pederastia.

No obstante, el Gobierno dejó claro que se restringirá el número de organizaciones que podrán acceder a la información, pues estará limitada a las responsables de mantener la seguridad del país, y la ley sólo será efectiva hasta el año 2016.

La medida se aplicará después de que una directriz europea que pide a las compañías conservar los datos de las comunicaciones durante 12 meses fuera considerada ilegal el pasado abril por el tribunal europeo de justicia.

Es por ello que hay temor -explicó Cameron- de que la información sea destruida en las próximas semanas por empresas temerosas de afrontar problemas legales, por lo que la Policía y los servicios secretos no podrán acceder a los datos de las comunicaciones.

Este proyecto de ley, bajo el nombre de Poderes de Investigación y Retención de Datos, fue debatido y aprobado hoy en una reunión del Gobierno y cuenta con el apoyo de los tres principales partidos políticos, conservadores, laboristas y liberaldemócratas.

"A menos que actuemos ahora, las compañías ya no van a retener datos sobre quién contactó a quien, dónde y cuándo. Y ya no podremos utilizar la información para llevar ante la Justicia a los criminales y mantener seguro el país", dijo Cameron.

El primer ministro añadió que no se trata de acceder al contenido de las comunicaciones, sino a los datos sobre la fecha, la hora y el día en que se hicieron los contactos.

Esta información es utilizada en el 95 % de los casos del delito organizado y también en las investigaciones sobre actividades terroristas en el país.

Es, además, "la base para procesar a pederastas, traficantes de drogas y los que cometen fraude", añadió.

Cameron resaltó que el "primer deber del Gobierno es proteger nuestra seguridad nacional y actuar rápidamente cuando esa seguridad se vea comprometida. Como los eventos en Irak y Siria demuestran, este no es el momento de retroceder en cuanto a nuestra capacidad para mantener la seguridad de la población".

"La capacidad de acceder a información sobre las comunicaciones e interceptar las comunicaciones de individuos peligrosos es esencial para luchar contra la amenaza de los criminales y terroristas que tienen al Reino Unido como blanco", añadió el jefe del Gobierno.

Al mismo tiempo, el primer ministro puntualizó que no se trata de introducir nuevos poderes para los servicios de seguridad, sino de dejar bien claro que éstos podrán continuar accediendo a la información que necesitan para combatir el delito.

Por su parte, el viceprimer ministro, el liberaldemócrata Nick Clegg, dijo hoy que las consecuencias de no actuar sobre esta situación son "graves" y aclaró que esta legislación no será utilizada como una excusa para facilitar "más poderes" a los servicios de seguridad a fin de espiar a la gente.

Se espera que la ley sea aprobada pronto pues es introducida por la vía rápida y porque cuenta con el apoyo de los principales partidos del Reino Unido.

No obstante, se espera que reciba fuertes críticas de las organizaciones defensoras de los derechos civiles, especialmente por la polémica generada el año pasado al conocerse el alcance del espionaje masivo de EEUU y el Reino Unido revelado por el exempleado de la Agencia Nacional de Seguridad estadounidense Edward Snowden.