RED DE PORTALES
INDICADORES ECONÓMICOS
Dolar$1.929,66
CaféUS$2,12
UVR210,7129
DTF3,78%
PetroleoUS$102,13
Euro$2.666,21

En el Buen Pastor 34 menores de tres años viven con su madres en prisión

Nacional

23/05/2013

En el Buen Pastor 34 menores de tres años viven con su madres en prisión
Foto archivo

Por: RCN La Radio

 

Son los hijos de 34 mujeres que pagan condenas en el centro de reclusión de Bogotá por diversos delitos. Ellas y sus pequeños comparten el drama de vivir tras las rejas.

 

En la cárcel de mujeres de la capital colombiana actualmente hay 45 reclusas en estado de embarazo. Otras 34 internas, tuvieron a sus hijos en prisión y viven actualmente con ellos, bajo custodia del Inpec.

Debido a esta situación fue creado un jardín infantil donde los menores a pesar de nacer y vivir tras las rejas, pasan gran parte de su día en ese lugar. Así lo indicó Yamile Martínez, directora del centro educativo.

"Tenemos tres docentes, cuatro internas auxiliares y una nutricionista. A las siete de la mañana las mamás los tienen listos en la guardia y aquí los cuidamos durante todo el día y les brindamos, amor, apoyo y educación", señaló.

Esta mujer relató que para evitar traumas psicológicos a los menores, sólo pueden pueden permanecer dentro del penal hasta los tres años de edad.

"Después de los tres años los niños empiezan un proceso cognoscitivo y este no es el mejor ambiente. Por eso es hasta esa edad que se les permite estar acá", añadió.

Yessica Paola González, una mujer de 22 años de edad, quien lleva 34 meses en la cárcel por hurto, relata cómo ha sido su permanencia junto con su hijo dentro del penal.

"Él llega del jardín y siempre me pide su tetero y jugamos en el patio, se monta en el columpio; hay otros niños que le prestan carritos para que juegue en el patio, antes de entrar en la tarde a la celda", afirmó.

Esta mujer saldrá en dos meses de la cárcel con su hijo porque está a punto de cumplir su condena.

Sin embargo, lo mismo no ocurre con Margarita Vallejo, una mujer de 29 años de edad, quien estando en la cárcel, quedó embarazada en una visita conyugal que ella le hizo a su pareja en la cárcel La Picota.

"Saber que puedo estar con mi hijo ha sido muy gratificante y ha hecho más llevadero esto. Yo quedé embarazada en medio de un desplazamiento, es decir, mientras iba a visitar a mi< pareja a otra cárcel", anotó.

El director del Inpec, general Gustavo Adolfo Ricaurte, sostuvo que muchos de los menores que permanecen durante sus primeros años de vida en estos sitios, sufren traumas psicológicos que conllevan a que terminen también tras las rejas.