RED DE PORTALES
INDICADORES ECONÓMICOS
Dolar$2.297,14
CaféUS$1,88
UVR214,9522
DTF4,40%
PetroleoUS$56,52
Euro$2.820,65

Esta es la zona en disputa con Nicaragua

Nacional

07/11/2012

Esta es la zona en disputa con Nicaragua
Zona marítima de Colombia que reclama el gobierno de Nicaragua

Por: Alejandro Villegas Oyola

 

RCN La Radio recorrió los cayos de Quitasueño, Serrana y de Bolívar, que se encuentran dentro de las siete zonas que son reclamadas por Nicaragua ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

 

Para llegar hasta Quitasueño y Serrana, dos de los puntos más distantes, partimos desde San Andrés en el barco de la Armada llamado el “20 de Julio”; durante 12 horas navegamos, no sin pocos mareos, hasta Quitasueño, un pequeño cayo del que sobresalen a lo lejos algunas rocas y tres barcos vetustos que quedaron allí encallados. Su geografía la constituye un inmenso mar de color azul claro y un arrecife coralino del que emergen 34 rocas y un gigantesco faro.

Mirza Gnecco, es una de las asesoras de la Cancillería para este litigio y destaca las condiciones de este pequeño punto en el Mar Caribe, que cuenta con una extensión de 50 kilómetros de longitud y 17 kilómetros de ancho.

Para llegar hasta Serrana, este mítico cayo que recuerda la odisea de Pedro Serrano, un español que naufragó en el Mar Caribe y que sobrevivió 8 años en esta isla, se necesitan dos horas más de viaje en barco.

Sin embargo, la recompensa de ver este lugar lo justifica. Se alcanzan a apreciar por lo menos 4 tonos de azul. Su vegetación es fundamentalmente tipo manglar y una arena blanca que invita a recorrerla por una hora.

En el camino es fácil apreciar los cangrejos, algunos de los cuales mueren ante el intenso calor. Este cayo tiene 800 metros de longitud y 600 metros de ancho con un arrecife coralino que lo circunda y que se aprecia en el borde del mar.

Además de la maravilla natural que constituyente, allí habitan soldados de la Marina que se encargan de custodiar esta isla.

El capitán Luis Hernán Espejo, jefe del Comando de San Andrés, explica que esta isla, distante a 130 millas desde San Andrés, la vigilan desde 1972 con la presencia de un oficial, dos suboficiales y 18 infantes.

Luego para llegar hasta los cayos Bolívar se necesita regresar y viajar cerca de 12 horas desde Serrana.

Para saber que se está cerca sobresale en un banco de arena blanca una imagen de una virgen que se encuentra encima de una pirámide. Allí los pájaros migratorios acompañan la escena que tiene su historia en la muerte de dos jóvenes en ese lugar y que levantaron esta imagen en su honor. En este sector permanecen también 21 integrantes de la Armada Nacional ejerciendo vigilancia.

Por ahora Colombia espera que antes de este mes, la Corte Internacional de Justicia emita un pronunciamiento sobre este caso y que defina la suerte de los cayos Quitasueño, Serrana, Roncador, Alburquerque, cayos Bolívar, Serranilla y Bajo Nuevo.

La embajadora Sonia Pereira, jefe de la oficina ante la Corte, confía en que el alto tribunal internacional fallará a favor de Colombia.

En caso contrario, varios de estos cayos e islas quedarían enclavados, es decir San Andrés y Providencia se situarían con 12 millas de espacio marítimo y los demás islotes con 3 millas.