RED DE PORTALES
INDICADORES ECONÓMICOS
Dolar$1.912,43
CaféUS$2,08
UVR213,5498
DTF4,03%
PetroleoUS$96,07
Euro$2.540,47

Carlos y Gonzalo, la primera pareja gay "civilmente casada", pero sin matrimonio

Nacional

24/07/2013

Carlos y Gonzalo, la primera pareja gay "civilmente casada", pero sin matrimonio
Carlos Rivera (der.) y Gonzalo Ruiz (izq.) se convirtieron en la primera pareja homosexual que se casa en Colombia. Tras 20 años juntos, una juez legalizó su unión / Foto AFP

Por: RCN La Radio y EFE

 

"¡Estamos civilmente casados, tenemos todos los derechos! ", exclamó Carlos Hernando Rivera a la salida del juzgado 67 del centro de Bogotá, donde acababa de casarse.

 

Carlos, vestido de traje oscuro y gorra negra, salió a la calle agarrado de la mano del que ahora es su esposo, Gonzalo Ruiz Giraldo. Los esperaban un nutrido grupo de simpatizantes y opositores de las uniones de parejas del mismo sexo en Colombia, que durante toda la mañana gritaron arengas a favor y en contra, y un enjambre de periodistas que les cerraba el paso.

Estos empresarios colombianos, que conviven desde hace más de veinte años, legalizaron este miércoles ante una jueza su unión, en un hecho histórico que los convierte así en la primera pareja homosexual casada en Colombia.

Pese a constituirse con los mismos derechos que los matrimonios heterosexuales, la jueza Carmen Lucía Rodríguez, quien ofició el casamiento, evitó usar la palabra "matrimonio" para definir la unión conyugal entre Rivera y Ruiz.

"Solamente queríamos tener las mismas condiciones (que los heterosexuales) y eso fue lo que se hizo hoy, tenemos las mismas condiciones, somos cónyuges casados", dijo Rivera a los periodistas tras el acto.

Ruiz, quien llegó apoyado en un bastón, se mostró "muy feliz" y aseguró que para festejar el casamiento van a convocar una fiesta "por todo lo alto".

La pareja se conoció hace más de veinte años en un bar del centro de Bogotá y desde entonces han convivido juntos y luchado para lograr el paso dado este miércoles, aseguraron.

"Quería ya legalizar nuestra unión y lo hemos hecho con altura y con todas las de la ley. Llevamos más de 20 años conviviendo juntos y en el proceso (para buscar la unión) más de 5 años", dijo Gonzalo.

De inmediato, Carlos sentenció: "Somos cónyuges, no nos importa la expresión (matrimonio). Lo que queríamos tener eran las mismas condiciones y eso fue lo que se hizo hoy".

La nueva pareja de esposos cree que tras esta determinación podrían adoptar menores de edad. Sin embargo, dejó en claro que por ahora no han considerado esa posibilidad.

"No quedó ningún derecho excluido. Yo creo que sí podríamos adoptar, aunque la juez no hizo detalle frente a cada uno de los derechos que adquirimos. Si a tí te dicen 'todos los mismos derechos', son todos los mismos derechos e incluye adopción ", puntualizó.

El abogado Germán Humberto Rincón Perffeti, quien defiende los derechos de la población LGBTI (Lesbianas, gays, bisexuales, transgeneristas e intersexuales), calificó como "histórico" el acontecimiento.

"En este momento asistimos a un hecho histórico, hemos avanzado gigantescamente, una juez ha dicho que una pareja tiene estado civil de casados y les ha otorgado todos los derechos que se estaban pidiendo", dijo.

Más de un mes después

El pasado 20 de junio venció el plazo dado en el año 2011 por la Corte Constitucional al Congreso, para que reglamentara a través de una ley las uniones de parejas del mismo sexo, en un fallo que las reconoció como familia.

En la providencia se advertía que si el Congreso no cumplía con esa obligación (en abril fracasó un proyecto de ley que reconocía el ‘matrimonio igualitario’), las parejas del mismo sexo en Colombia podrían acudir ante jueces o notarios para constituirse como unión civil, lo que generó una avalancha de solicitudes.

Tras autorizar la jueza Rodríguez este casamiento, la procuradora delegada para la Infancia y la Familia, Ilva Miriam Hoyos, presentó el martes una solicitud de nulidad a su decisión, alegando que para este tipo de unión sigue vigente la exigencia de heterosexualidad, pero eso no impidió la legalización de la unión conyugal de Rivera y Ruíz.

Justamente, la audiencia de legalización inició hacia las 10 de la mañana, en medio de manifestaciones de apoyo y rechazo de pequeños grupos, en las afueras del juzgado.

En la estrecha calle en la que está ubicado el Juzgado 67, se disputaban los pocos centímetros frente al edificio dos grupos de personas: uno de ellos, portaba carteles advirtiendo que el matrimonio era solo entre un hombre y una mujer.

Frente a ellos, el otro: jóvenes hombres y mujeres de la población LGBTI, junto a heterosexuales que los apoyaban, se arropaban con gigantescas banderas multicolores mientras interpretaban instrumentos musicales y entonaban canciones que reclamaban igualdad.

El matrimonio entre personas del mismo sexo está legalizado en Argentina, Uruguay y Brasil, en Suramérica; España, Holanda, Francia, Bélgica, Suecia, Portugal, Islandia, Noruega y Dinamarca en Europa; Sudáfrica, Canadá y algunos territorios de Estados Unidos y México.

"Somos un país más que ingresa en la comunidad internacional", exclamó orgulloso Rivera.

La batahola, que distrajo por más de cuatro horas este agitado sector del centro de Bogotá, se acabó con la salida tranquila de los esposos, quienes se fueron a su luna de miel atrasada y a su celebración "por todo lo alto", en un vehículo cualquiera y sin las latas atadas en la parte trasera, que se usan para espantar los malos espíritus.