RED DE PORTALES
INDICADORES ECONÓMICOS
Dolar$2.053,39
CaféUS$2,06
UVR214,3330
DTF4,15%
PetroleoUS$82,34
Euro$2.601,43

Maduro toma posesión; hombre irrumpe en su discurso

Internacional

19/04/2013

Por: EFE y AFP

 

El extenso discurso de posesión del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro (que duró unas dos horas y media), se vio alterado por el inesperado asalto de un hombre que se subió hasta el atril en la Asamblea Nacional y lo empujó, en un hecho que encendió las alarmas y puso en entredicho la seguridad del mandatario.

 

El momento crítico se dio solo unos instantes después del que iniciara su discurso el presidente Maduro (quien guardó la calma en todo momento) en el que llamó a la oposición al diálogo y aceptó el recuento de los votos de las elecciones del domingo pasado.

Un hombre, identificado Yendrick Sánchez (el hombre ya había hecho algo similar), se coló hasta la tribuna de la Asamblea Nacional de Venezuela y despojó del micrófono al presidente Nicolás Maduro, que interrumpió por unos minutos su discurso de investidura.

Sánchez -vestido con chaqueta roja- interrumpió al nuevo Presidente, lo apartó del micrófono y gritó "¡Nicolás, me llamo Yendrick...", antes de que se cortara la transmisión. Se pudo ver cómo el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, intentó detenerlo.

Tras el incidente, Nicolás Maduro dijo en el Parlamento: "Ha fallado la seguridad absolutamente, me pudieron haber dado un tiro aquí".

El incidente provocó la suspensión por unos segundos de la transmisión televisiva del acto y, tras unos momentos de confusión, el flamante presidente retomó el micrófono y reprendió al desconocido por su ruptura de protocolo.

"Cualquier ciudadano tiene que entender que éste es un evento que tiene sus reglas", dijo el "hijo y apóstol" del fallecido presidente Hugo Chávez.

"Incidente superado", prosiguió. "Después conversaremos con este señor, pero él sabe que lo que ha hecho está mal. Esto es un acto oficial protocolar".

A continuación, Maduro bromeó, refiriéndose al cruce de acusaciones entre el oficialismo y la oposición: "Ahora dicen que es parte de un montaje, de un 'reality show' que nosotros montamos para atraer la atención de los que no estaban viendo el acto".

La ceremonia de juramento tuvo lugar sin la presencia de la bancada opositora, cuyos 65 diputados optaron por no acudir al estimar que era necesario antes hacer un recuento del 100 por ciento de los votos y que hasta entonces Maduro es un Presidente ilegítimo.

Al acto de posesión acudieron, entre otros, los presidentes de Argentina, Cristina Fernández; Brasil, Dilma Rousseff; Bolivia, Evo Morales; Colombia, Juan Manuel Santos; Cuba, Raúl Castro, Honduras; Porfirio Lobo; Perú, Ollanta Humala; Uruguay, José Mujica; e Irán, Mahmud Ahmadineyad. (Galería de fotos del acto de posesión)

Maduro, un ex conductor de autobús y ex sindicalista de 50 años, que llegó a ser Canciller y Vicepresidente, ganó por apenas 1,8 puntos porcentuales las elecciones del pasado domingo, ante lo que el opositor Henrique Capriles desconoció los resultados y se desató una tormenta política.

El heredero de Chávez fue investido tras llegar a Caracas en la madrugada desde Lima, donde recibió el apoyo de los mandatarios miembros de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

Diálogo con la oposición (Vea aquí la nota completa)

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, llamó al diálogo a los "políticos de la oposición" este viernes durante su discurso de investidura, asegurando que está incluso dispuesto a "conversar" con el líder opositor, Henrique Capriles.

"Llamo a quienes sean políticos de la oposición, socialdemócratas, socialcristianos, de centroderecha, de centroizquierda (...) los llamo a conversar en los distintos escenarios que se pueda conversar. Yo estoy dispuesto a conversar hasta con el diablo", dijo Maduro en su discurso en la Asamblea Nacional.

"Hasta con el nuevo Carmona si es necesario (...) para que él cese en su intolerancia", siguió Maduro, refiriéndose a Capriles, aunque comparándolo despectivamente -como suele hacerlo- con el empresario venezolano Pedro Carmona, que asumió por unas horas el poder en Venezuela durante el golpe de Estado contra Hugo Chávez en abril de 2002.

Primer Presidente chavista

Autoproclamado "hijo" y "apóstol" del hombre fuerte que gobernó Venezuela durante 14 años, Maduro, afronta el reto de llenar el vacío que dejó el líder, cuya revolución socialista partió políticamente en dos al país, ya de por sí dividido entre ricos y pobres.

"Voy a ser el primer presidente chavista de la historia", afirmó Maduro, casado con Cilia Flores, un peso pesado del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), creado por Chávez.

Sin el carisma de Chávez y ante una oposición fortalecida -en su mejor momento de los últimos 14 años-, Maduro tiene como tarea urgente enderezar la economía, dependiente de la renta petrolera y las importaciones, afectada por la inflación, la escasez y la falta de divisas, así como también atacar la criminalidad, que hizo de Venezuela el país suramericano con récord de homicidios -54 por cada 100.000 habitantes-.

Maduro, a quien Chávez nombró su heredero político meses antes de morir de cáncer el 5 de marzo de 2013, promete mantener los programas sociales de su mentor en favor de los pobres -casi un 30% de los 29 millones de venezolanos-, costeados con los ingresos del petroleo de este país con las mayores reservas del mundo.