RED DE PORTALES
INDICADORES ECONÓMICOS
Dolar$2.050,52
CaféUS$2,09
UVR214,4008
DTF4,41%
PetroleoUS$81,12
Euro$2.583,24

Man Of Steel: ¿una película cristiana?

El Blog de Ventura

21/06/2013
El Blog de Ventura

Hernán Restrepo

Man Of Steel: ¿una película cristiana?
Henry Cavill lleva barba durante la mayor parte de la película, pareciéndose aún más a Jesús

Por: Hernán Restrepo, director de Ventura Radio (@Hrestrepo)

 

Hago un nuevo paréntesis en la temática musical que se supone debo mantener en este blog, para hablarles un poco de cine.

 

El fin de semana pasado fui a ver “Man Of Steel”, la esperadísima nueva película de Supermán producida y coescrita por el gran Chistophern Nolan. Como aficionado a los comics, la película me encantó. A mi esposa, no tanto, a juzgar por las tres veces que se durmió en el teatro.

Durante la proyección, la verdad no lo noté, pero cuando me puse a leer reseñas sobre la película unos días después, me encontré con que muchos críticos han señalado la gran cantidad de símbolos y metáforas cristianas que contiene la película.

De hecho, en Estados Unidos la película está siendo utilizada por centenares de pastores que han encontrado en ella una poderosa herramienta de evangelización. Muchos de ellos están alquilando salas de cine  en centros comerciales para proyectar gratuitamente la cinta y luego, compartir brevemente el mensaje de salvación.

Claro, como lo han señalado acertadamente varios medios, esto es también una estrategia comercial de Warner Bros para que la numerosa audiencia cristiana se anime a ver la película.

Y es que si la miran detenidamente, yo planeo repetírmela este fin de semana, hay un montón de similitudes entre Jesús y este nuevo Supermán interpretado por Henry Cavill. Destaco aquí 7 de ellas:

1. El nacimiento milagroso: Kal-El fue el primer nacimiento natural en Kriptón desde hace siglos, pues en el planeta los bebés eran “cultivados” de una forma similar a como sucedía en la tercera entrega de la película The Matrix.

2. El poder de su sangre: Los enemigos de Kal-El, liderados por el obsesivo General Zod, buscan durante los 143 minutos que dura la película un tal Codex, una pequeña pieza metálica con el símbolo de Supermán en ella, la cual supuestamente contiene todo el ADN a partir del cual sería posible rehacer a la destruida raza kriptoniana. Sin embargo, más adelante en la historia, se descubre que ese poderoso Codex está en realidad “mezclado” con la sangre del Hombre de Acero.

3. Una vida anónima hasta los 33 años: Clark se ve prácticamente obligado a revelarle al mundo quién es en realidad cuando sus enemigos le piden a la Humanidad entregarlo a cambio de no destruir el planeta. Curiosamente, él confiesa tener en ese momento la misma edad de Cristo al ser crucificado.

4. El rol del Padre: Jor-El, magistralmente encarnado por Russell Crowe, dice al tomar la dolorosa decisión de enviar a su único hijo a la Tierra “Él será un dios para ellos”. Además, hay otra muy buena línea en la película donde Clark le pregunta a su padre terrenal por qué tiene esos superpoderes, a lo que Jonathan Kent (Kevin Costner) le responde sabiamente “en algún lugar del Universo tienes otro padre que te ha enviado aquí por una razón”.

5. Origen humilde de su familia: Aunque no son carpinteros sino granjeros, Jonathan y Martha Kent (que en el comic original de DC Comics creado por Jerry Siegel y Joe Shuster,se llaman José y María) son dos campesinos humildes que forman a su hijo con prudencia, guardando el poderoso secreto de su verdadera identidad hasta que llegue el momento indicado. Otra similitud está en que el padre terrenal muere antes de que el hijo se haga famoso.

6. Un tiempo de soledad antes de salir del anonimato: De la misma forma que Jesús pasó 40 días de ayuno en el desierto antes de comenzar su ministerio terrenal, Clark pasa una larga temporada en un desolado paraje helado, donde no solamente descubre quién es y de dónde viene, sino que se entrena en el uso de sus poderes sobrenaturales.

7. El salvador de la Humanidad: Hay una escena muy clara en medio de la batalla de Supermán contra Zod, en donde abre sus brazos de par en par, como Jesús crucificado, antes de dirigirse de nuevo a la Tierra para salvar definitivamente a una raza que no es la suya, y que incluso lo ha rechazado durante la mayor parte de su existencia.

La lista de analogías podría ser todavía más larga. Pero los invito a que, con estas gafas puestas, vayan a ver la película, ojalá acompañados de alguien que no sea cristiano, y aprovechen la oportunidad para hablarle de Jesús mientras se toman un café luego de haberla visto.



*El autor (@HRestrepo) es director de Ventura Radio, la emisora virtual de música cristiana de RCN Radio. Puede escucharla en www.VenturaRadio.com

Envíe sus comentarios a ventura@rcnradio.com