RED DE PORTALES
INDICADORES ECONÓMICOS
Dolar$1.918,62
CaféUS$2,17
UVR213,6841
DTF4,07%
PetroleoUS$95,96
Euro$2.519,72

Vicepresidente propone consulta popular sobre crisis en el Catatumbo

Nacional

16/07/2013

Vicepresidente propone consulta popular sobre crisis en el Catatumbo
Foto archivo

Por: RCN La Radio

 

Al no lograrse un acuerdo para conjurar las protestas en el Catatumbo, que completan 36 días, el vicepresidente Angelino Garzón propuso la realización de una consulta popular en el municipio de Tibú (Norte de Santander) el próximo 28 de julio, para que sea el pueblo quien decida sobre la crisis en esa región del país.

 

Consideró que ante la desconfianza en el Gobierno de los líderes de la protesta campesina, "debemos preguntarle a los habitantes de Tibú" sobre la crisis en esa zona del país.

Dijo que "es probable que haya desconfianza (...) Yo como Vicepresidente les plantee a los campesinos que convocáramos a una consulta ciudadana para el día 28 de julio aquí en Tibú para que la gente diga si está de acuerdo o no con el bloqueo. Que la gente vote".

Voluntad de diálogo

Garzón señaló que "hay una voluntad de diálogo del señor presidente de la República, Juan Manuel Santos, de respetar la protesta social, pero también es necesario que los líderes de la protesta social entiendan que el resto de la población tienen derechos, entre ellos a la alimentación y a la educación".

Garzón aclaró que la decisión final sobre la consulta popular tendría que ser aceptada por las dos partes: "Si la gente vota que está de acuerdo, el Gobierno tendría que respetarlo, pero si la gente vota que no está de acuerdo, los líderes de la protesta tendrían que aceptar y levantar el bloqueo".

Agregó que tan pronto terminó este lunes su reunión con los campesinos de Tibú, él ha realizado las consultas respectivas al presidente Manuel Santos, aunque no precisó si el mandatario avalaría una consulta popular de esta naturaleza.

Afirmó que "le comenté anoche al presidente Santos sobre la propuesta (de la consulta). Ellos creen que si levantan el paro, el Gobierno les hace pistola".

El Vicepresidente precisó también que por el momento no hay planes de nuevos encuentros con los líderes de la protesta: "La función del Vicepresidente de la República terminó anoche con ese tema".

Reclamos reales

Garzón sostuvo que la protesta social tiene límites, y que debe respetar los derechos humanos de la población de Tibú. Sin embargo, dijo que reconoce que la protesta tiene reclamos que son reales.

"En el tema social ellos tienen razón cuando dicen que necesitan hospitales, que la gente se les está muriendo por falta de atención. Ellos tienen razón cuando dicen que entre la Ministra de Educación y el Gobernador de Norte de Santander pueden trabajar una reapertura de la Universidad de Norte de Santander aquí en Tibú. En que hacen falta proyectos productivos en materia de caña de azúcar, plátano, de cría de ganado y búfalos", subrayó.

Frente al punto coyuntural de la Zona de Reserva Campesina, el Vicepresidente reiteró que el Gobierno está dispuesto a discutir el tema, pero con una sola condición: poner fin a los bloqueos.

La situación en el Catatumbo continuó sin solución al no lograrse un acuerdo sobre el desbloqueo total de la vía Tibú-Cúcuta, solicitud directa del Gobierno Nacional para avanzar en las mesas de concertación previstas para este martes.

José del Carmen Abril, vocero de los campesinos del Catatumbo, insistió en abrir la carretera por horas, mientras que el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, afirmó que con los bloqueos no van a aparecer más recursos.

"Si piensan que por estos paros o protestas van a aparecer más recursos, pues eso no va a suceder", expresó el ministro Cárdenas.

Los campesinos defendieron su posición, indicando que solamente se retirarían de forma parcial como lo habían propuesto el pasado fin de semana, desde las 7 de la mañana hasta las 2 de la tarde para el ingreso de una caravana de alimentos.

José del Carmen Abril, el líder campesino, dijo que "no se trata de realizar un cariñito al Presidente (Juan Manuel Santos); se trata de encontrar una salida a la crisis. Quién nos garantiza que si nos retiramos de la vía, nos van a parar bolas después. No queremos que nos suceda como ha pasado con papicultores, arroceros, y Asonal".

El vicepresidente Angelino Garzón, encargado de las conversaciones con los líderes de la protesta, dijo que la orden del presidente Juan Manuel Santos era analizar cada una de las exigencias, pero sin ningún tipo de presión.

Hasta el momento no se tiene ninguna fecha sobre un nuevo encuentro entre el Gobierno y los manifestantes, aunque los líderes dicen que continúan en la mesa de diálogo para seguir con los diálogos y analizar inicialmente los dos puntos exigidos, los cuales, tienen que ver con recursos para familias que han vivido de los cultivos ilícitos y elaborar la ruta de las reservas campesinas.