RED DE PORTALES
INDICADORES ECONÓMICOS
Dolar$1.878,75
CaféUS$2,02
UVR213,4115
DTF4,06%
PetroleoUS$100,27
Euro$2,512.21

Por lo menos un menor herido dejan protestas en ciudad panameña de Colón

Internacional

19/10/2012

Por lo menos un menor herido dejan protestas en ciudad panameña de Colón
Foto / AFP

Por: EFE

 

Un niño de 10 años muerto y por lo menos nueve personas heridas de bala, según fuentes médicas y policiales, dejaron unos confusos incidentes en la ciudad panameña de Colón, donde las autoridades decretaron el toque de queda para frenar la violencia.

 

Los desórdenes ocurrieron de manera intermitentemente tras la aprobación, por parte de la mayoría oficialista parlamentaria, de una reforma legal que permite la venta de terrenos públicos en la Zona Libre de Colón.

El presidente panameño, Ricardo Martinelli, sancionó este mismo viernes la reforma legal, que varios sectores políticos y empresariales rechazan por considerarla "injustificada", pese a que el Gobierno asegura que mejorará la calidad de vida de los habitantes de Colón.

La Policía Nacional se enfrentó durante el día tanto con grupos de manifestantes que salieron a las calles a protestar contra la venta de los terrenos privados en la Zona Libre, como con otros que aprovecharon el desorden para saquear algunos negocios del centro de la ciudad.

Personal médico del Hospital Manuel Amador Guerrero declaró a la televisión local que un menor de 10 años murió a causa de una herida de bala en el abdomen, que según fuentes periodísticas recibió al quedar atrapado en un enfrentamiento entre la Policía y grupos de supuestos manifestantes.

El director médico añadió que en ese hospital fueron atendidas seis personas por heridas de bala, y otras con lesiones de perdigones, cuyo número no precisó.

Por su parte, la Policía Nacional informó en un comunicado que tres de sus agentes resultaron heridos por disparos, y otros cinco con objetos contundentes.

"Tres almacenes fueron saqueados y dos estaciones de gasolina vandalizadas" en Colón, añadió la Policía, que resaltó "que se formularán cargos en contra de todas aquellas personas que sean sorprendidas portando armas de fuego" en la ciudad.

El gobernador de Colón, Pedro Ríos, decretó el toque de queda para sofocar los desórdenes.

Según corresponsales de medios locales, la Policía Nacional usa sus armas de reglamento debido a que recibió varios disparos de saqueadores que aprovecharon los momentos de incertidumbre.

Los medios locales difundieron imágenes de los enfrentamientos entre la Policía y grupos de personas, que incluyeron el lanzamiento de gases lacrimógenos, disparos y piedras, así como también algunas detenciones practicadas en una zona popular de la ciudad.