RED DE PORTALES
INDICADORES ECONÓMICOS
Dolar$1.918,62
CaféUS$2,17
UVR213,6841
DTF4,07%
PetroleoUS$95,96
Euro$2.519,72

Senado de EE.UU. reanuda búsqueda de plan para evitar "precipicio fiscal"

Internacional

31/12/2012

Senado de EE.UU. reanuda búsqueda de plan para evitar "precipicio fiscal"

Por: AFP

 

El Senado de Estados Unidos retomó los esfuerzos para evitar una crisis fiscal después de negociaciones hasta la media noche entre el vicepresidente, Joseph Biden, y el jefe de la minoría republicana, Mitch McConnell.

 

El Gobierno del presidente Barack Obama y los republicanos, que tienen mayoría en la Cámara de Representantes, no han logrado un compromiso que evite, a partir del 1 de enero, aumentos de impuestos, reducciones en los gastos de todo el gobierno federal, y el fin del subsidio por desempleo para más de 2,3 millones de personas.

El jefe de la mayoría republicana en la Cámara baja, John Boehner, de Ohio, después de numerosas reuniones con el presidente Obama, afirmó la semana pasada que dejaba en manos del Senado la elaboración de una fórmula que evite un "precipicio fiscal".

Algunas fuentes interpretaron la interrupción de las conversaciones en la noche pasada como otro estancamiento de los esfuerzos, y otras mencionan progresos que saldrán a luz en la sesión del Senado fijada para la hora 16:00 GMT.

McConnel, de Kentucky, y Biden, quien fue por más de dos décadas Senador por Delaware, iniciaron sus conversaciones directas ayer, domingo, después que resultaron infructuosas las que McConnell mantuvo con el jefe de la mayoría demócrata en esa cámara, Harry Reid, de Nevada.

Aún si McConnell y Biden llegasen a un entendimiento habrá que ver en qué forma reacciona la mayoría republicana en la Cámara de Representantes, una bancada en la cual un segmento muy militante se opone a todo incremento de los impuestos y está dispuesto a encarar un corte indiscriminado de los gastos.

Los demócratas han propuesto un aumento de los impuestos para las personas que ganen más de 360.000 dólares al año y las familias con ingresos superiores a 450.000 dólares.

Los republicanos -que hasta hace dos semanas se oponían a todo incremento de los impuestos para el dos por ciento de la población con ingresos más altos- han indicado que podrían aceptar incrementos de los impuestos para individuos con ingresos sobre 450.000 dólares y parejas con ingresos superiores a los 550.000 dólares anuales.

Los demócratas esperan que McDonnell baje el ingreso sujeto a mayores impuestos si es que quiere conseguir los votos del Partido Demócrata que necesite para superar la oposición dentro del Partido Republicano.

En una entrevista durante el programa "Meet the Press" de la cadena NBC, Obama dijo que ha sido "muy difícil" para los republicanos aceptar que los "impuestos para los estadounidenses más ricos deberían aumentar un poco como parte de un paquete global de reducción del déficit".

Estas declaraciones provocaron una respuesta enérgica del presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner quien afirmó que los estadounidenses habían elegido a Obama para gobernar no para acusar.

Una de las principales causas del estancamiento de las negociaciones son una serie de exenciones fiscales heredadas de la administración de George W. Bush que expiran en enero de 2013.

Obama defiende que estos beneficios deben expirar para las rentas superiores a 250.000 dólares, mientras que los republicanos buscan reducir el déficit sin alzas impositivas.

Otra posibilidad es dejar que tenga lugar el "precipicio fiscal" y luego arreglar el problema durante los primeros días de 2013.

En ese escenario los republicanos, que se oponen a aumentar los impuestos, podrían votar una baja de las tasas que acabarían de aumentar para la gran mayoría de los estadounidenses el 1 de enero, sin haber aprobado formalmente un incremento en los impuestos.

El viernes, Obama había advertido que si no se llegaba a un acuerdo en el Senado, pediría a Reid que presentara un borrador para bloquear el alza de impuestos automático para someterlo a una votación, forzando así a los republicanos a responsabilizarse del resultado.