Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Hasta 10 mil bicitaxistas podrían estar circulando por Bogotá, advierte concejal

Foto tomada de Noticias RCN


El concejal Nelson Cubides puso en cifras el fenómeno del bicitaxismo en la capital del país, en medio de un debate de control político en el que se enfatizó que el fenómeno es ante todo una consecuencia del problema de movilidad en la ciudad, las deficiencias para atender la demanda de transporte y la permisividad de las autoridades.

Indicó que es un problema con un fuerte componente social desatado debido a su falta de reglamentación:

"Estamos hablando de que hace 7 años teníamos 3 mil bicitaxistas, hoy se habla de 8 a 10 mil, qué va a pasar a 5 años, tendríamos unos 15 mil", dijo.

Puntualizó que la informalidad ha traído serios fenómenos como "menores de edad entre los 15 y 17 años, que sin seguridad y garantía alguna, conducen bicitaxis transportando hasta tres personas al tiempo. Según señalan los bicitaxistas deben pagar cuotas de 10 y 13 mil pesos a los propietarios. Además, afirmaron que existen Asociaciones, que de manera no autorizada cobran “cupos” de hasta 600 mil pesos para permitir que un bicitaxi transite por las vías y el espacio público; situación preocupante, pues más allá de los vacíos que tiene este servicio en materia de seguridad”.

Según la Secretaría de Movilidad, la prestación de este servicio no está autorizada, puesto que no cuenta con equipos de seguridad, cobertura de seguros y demás requisitos exigidos por el Código Nacional de Tránsito.

Así mismo indicó el cabildante: “Según la Federación Nacional de Bicitaxistas (FENALBIC) hay 8.000 y transportan a casi 200 mil pasajeros al día. Si cada pasaje vale en promedio $1.500, entonces podríamos estimar que esta actividad mueve $300 millones al día".

Cubides propuso la implementación progresiva del bicitaxismo y con limitación en cupos de bicitaxis para evitar su proliferación incontrolada, un censo de bicitaxistas y bicitaxis, no permitir que Asociaciones no autorizadas se adueñen de cupos por transitar en vías públicas y prohibir el servicio de bicitaxi con motor.