Cargando contenido

Campamento por la paz / Foto RCN Radio


Por: Juan Pablo Latorre


La iniciativa que empezó hace 17 días con la decisión de seis estudiantes de dormir en la Plaza de Bolívar de Bogotá para exigir que se destraben los acuerdos de paz, se ha convertido con el pasar de los días, en todo un fenómeno al que se han sumado miles de colombianos.


El 'campamento por la paz' en el que actualmente conviven unas 120 personas, reúne víctimas del conflicto de todo el país, que incluso desde regiones muy apartadas han marchado hasta la capital, para exigir que la implementación de los acuerdos de paz con las Farc.


Estudiantes, desmovilizados, desplazados, líderes sociales y hasta extranjeros, decidieron dejar de lado sus cotidianidades para reunirse en la Plaza de Bolívar, a donde en dos oportunidades han llegado miles de personas después de participar en las marchas por la paz.


[gallery ids="271224,270392,270157,270155,270154,270153,270146,270149"]

Jorge Arturo González, un desmovilizado de 36 años, destacó la solidaridad de la ciudadanía en la donación de alimentos y abrigo que ha facilitado la estadía de los campistas.


"Afortunadamente la ciudadanía nos ha colaborado mucho con todo lo que es el abastecimiento de alimentos, mantas, cobijas, carpas, plásticos y una cantidad de cosas que han facilitado nuestra permanencia acá", dijo.


Eduardo Bohórquez, estudiante de Filosofía, indicó que esta iniciativa la alterna con sus clases en la Universidad Nacional. "Así llevo ya dos semanas... Yo estudio y mis papás saben que duermo acá" aseguró.


El joven precisó que lo más difícil de soportar durante estos días de protesta, han sido el frío y las lluvias. "El tema del frío es muy difícil. Tenemos unos plásticos para protegerlos de la lluvia pero las cobijas no son suficientes porque el frío nos pega muy duro", expresó.


Entre tanto, el español Juan José Robledo, uno de los extranjeros que se sumó al campamento desde hace 15 días, indicó que nadie puede ser ajeno a la paz en Colombia, independientemente de su nacionalidad.


"Yo creo que como persona que ama la paz que todos debemos estar en la misma onda de llegar a un acuerdo y que Colombia pueda vivir en paz", sostuvo.


Precisó que "nos parece una buena idea dormir acá en la Plaza de Bolívar para reivindicar ese derecho y luchar para conseguir la paz de una vez por todas".


Estas personas que en su mayoría comen y duermen gracias a la caridad de los ciudadanos, manifestaron que se mantendrán de manera indefinida hasta que el Gobierno destrabe los acuerdos que permitan la llegada de la paz con las Farc.