Cargando contenido

https://www.youtube.com/watch?v=WMLWcJ8AdCg&feature=youtu.be



A inicios de junio la administración de Enrique Peñalosa presentará su nuevo modelo de aseo, un revolcón al esquema implementado en 2012 por el exalcalde Gustavo Petro. Llaman la atención en la estructuración del esquema dos proyectos para potenciar el reciclaje en la ciudad, una deuda de los bogotanos, para que se aprenda qué va en qué caneca, en qué horarios pasarán nuevas rutas de recolección y cómo debe ser presentado el residuo.

La directora de la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (UAESP), Beatriz Elena Cárdenas, aseguró que el primer gran reto es la llamada soterranización (o contenerización soterrada) que aplicará en varios puntos de la ciudad de alta concentración de personas.

"Se trata de contenedores bajo tierra, ubicados en las aceras. Debajo de la acera van unos contenedores, encima la cubierta con tres canecas. Un transeúnte, por ejemplo, que quiera depositar una botella PET tiene claro donde depositarla. No queda visible sino va hasta el fondo. Son compartimientos completamente cerrados para que no de lugar a que nos los violenten, cuando llegue el camión correspondiente sólo con una llave el operador lo podrá abrir", aseguró la funcionaria.

La otra gran apuesta en este nuevo modelo es la contenerización, donde se dispone la basura a través de contenedores afuera de las viviendas.

"Las propiedades horizontales deben tener unos contenedores específicos de un color claro dónde presenten sus residuos. Van a presentar los orgánicos en un contenedor y los inorgánicos en otro. Les vamos a avisar la ruta cuándo va a pasar por uno u otro tipo de residuo", explicó Cárdenas.

El Distrito presentará los estudios técnicos financieros y estudian alternativas para este mega proyecto que tendría un costo millonario. La directora espera que en 2017 se iniciarían las labores de implementación y en 2018 debería estar en completo funcionamiento.

¿Y cuál sería el papel de los cientos de recicladores de oficio que hay en Bogotá? Según la funcionaria, "en la medida en que una ciudad se encuentra con contenerización el papel del reciclador debe migrar un escaño más adelante en educación a la sociedad. Como esto es progresivo inicialmente nos seguirán ayudando en el tema de reciclar pero vamos migrando a un tema de educación, transformación de estos productos y comercialización de los mismos".

Por lo pronto, el alcalde Enrique Peñalosa ha reiterado que el servicio de aseo debe volver a manos de la
operación de los privados. En un mes se conocerá si Bogotá tendrá un esquema de libre competencia o se licitarán zonas de servicio exclusivo.

"Si decimos que la opción son áreas de servicio exclusivo en la Comisión de Regulación quien debe verificar la viabilidad de esas áreas al mes de junio ya debe tener radicada nuestra solicitud. Si nos vamos por libre competencia no tenemos que ir a la comisión sino abrir el mercado en Bogotá para que entren los prestadores a efectuar su servicio", puntualizó la directora de la UAESP.