La Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios decidió abrir un nuevo pliego de cargos contra el Centro de Gerenciamiento de Residuos, que está a cargo del relleno sanitario de Doña Juana, debido a que continúan las fallas e irregularidades en la disposición final de las basuras.

Según manifestó la nueva Superintendente de servicios, Rutty Paola Ortiz, "el pliego de cargos se fundamenta en presuntas omisiones en la obligación de cobertura diaria de los residuos sólidos, falta de un adecuado sistema de recolección y tratamiento de los lixiviados e incumplimientos en los parámetros de calidad del vertimiento de las basuras". (Lea también: Bogotá tiene garantizada el abastecimiento de agua potable 14 años más)

Asimismo, indicó la funcionaria "no se cuenta con permisos para los vertimientos de las basuras y hay una falta de una zona de contingencia la cual debe tener una capacidad mínima para la disposición de estos residuos".

La SuperServicios habían puesto una multa por más de 1.000 millones de pesos a este operador del relleno sanitario de Doña Juana debido a que no se habían subsanado las fallas en la disposición de las basuras.

El organismo le dio un plazo de un año al operador para que adelante un plan de mejoramiento de la disposición de las basuras en el relleno.

La entidad recordó que adelanta una vigilancia por medio de mecanismos de última tecnología como los drones, para evaluar la disposición de estos residuos.