Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Protesta en Bogotá por muerte de líderes ambientales
Inaldo Pérez - Sistema Integrado Digital

En la Plaza de Bolívar en Bogotá, activistas ambientales pusieron decenas de zapatos con tinta roja, simbolizando a los líderes ambientales asesinados en Colombia, como acto simbólico para pedir al Congreso, ratifique el Acuerdo de Escazú.

Juan Pablo Sierra, joven activista ambiental, aseguró que los zapatos puestos en la Plaza, "lo hacemos para conmemorar a los 69 líderes y lideresas ambientales asesinados en el país desde el año 2019". 

Sostuvo que distintos colectivos ambientales como Friday For Future, llegaron a la plaza con el fin de pedir al Congreso ratifique el Acuerdo de Escazú.

Lea también: En firme fallo fiscal por $1.146 millones contra exalcalde de Zipaquirá, Tulio Sánchez

 

"De no ratificarse este acuerdo, vamos a seguir aumentando las cifras de asesinatos en nuestro país. Hoy por hoy, es el sitio más peligroso para ser un líder ambiental en el mundo, según la organización de Derechos Humanos, Global Witness", indicó.

Para Juan Pablo, el Acuerdo de Escazú "es necesario, por ejemplo para los líderes sociales porque brinda derechos de acceso a la información, a la participación, justicia ambiental, a la protección del liderazgo ambiental de aquellos que defienden nuestros ecosistemas, para que puedan hacer esta labor en paz". 

En diciembre de 2019, en el contexto del Paro Nacional, el gobierno del presidente Iván Duque aprobó el Acuerdo de Escazú, un tratado internacional de países del Caribe que genera diversas herramientas a las comunidades y líderes ambientales para acceder a la información, participación, justicia ambiental cuando, por ejemplo,  un proyecto de desarrollo económico se realice en el territorio. 

Para que Colombia haga parte de este acuerdo, debe ratificarlo (aprobarlo) el Congreso, sancionarlo el Presidente y finalmente tener el visto bueno de la Corte Constitucional. En este momento, de los 24  países que lo aprobaron, 11 ya lo ratificaron, entre ellos, Argentina, Bolivia y México. 

Al parecer se comenta entre los pasillos del Congreso que algunos gremios y empresarios estarían reacios a la aprobación de dicho acuerdo porque esto podría aumentar las exigencias de las comunidades con la llegada de proyectos económicos. 

Laura Santacoloma, abogada y coordinadora de Justicia Ambiental de la ONG Dejusticia, indicó que "desafortunadamente parece no haber suficiente información sobre la importancia del Acuerdo pero creo que es una gran oportunidad, no solo para la sociedad colombiana sino para que las empresas y los gremios, para que suban sus estándares y por ende reciban más inversión. A nivel internacional, se están exigiendo cada vez más compromisos y resultados en torno a los Derechos Humanos y la protección ambiental".

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.