Cargando contenido

El impuesto es de cinco dólares para vuelos internacionales y de ocho mil pesos para los nacionales.

La Asociación Latinoamericana y del Caribe de Transporte Aéreo (ALTA) y la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), gremios que reúnen a las principales aerolíneas del país, rechazaron la propuesta del Alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, de imponer una nueva sobretasa a sus viajeros y advirtieron serias afectaciones para su industria si se pone en marcha.

Estas asociaciones señalaron que en ciudades como Bogotá, Cali y Medellín, los operadores privados de los aeropuertos entregan entre el 20 y el 46% de las ganancias que arrojan estas terminales, al tiempo que señalaron que cambiar esto podría generar un desequilibrio financiero.

“El impuesto de 8 mil pesos en tiquetes nacionales equivale a un incremento del 1.8% en el costo total para el pasajero y los 5 dólares en los boletos internacionales equivale a un incremento del 1.2%. Este aumento en los tiquetes resultaría en una reducción de la demanda de 902 mil pasajeros al año, que no sólo perdería la industria, sino la economía nacional”, dijo IATA en un comunicado.

Estos pronunciamientos se dieron luego de que la semana pasada el alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, retomara el debate de las fuentes de financiación para obras de infraestructura vial en las principales ciudades del país, tras proponer la creación de una sobretasa aeroportuaria que genere recursos adicionales en este tema.

Tanto IATA como ALTA señalaron que de concretarse la iniciativa del mandatario distrital, las afectaciones también se verían reflejadas en la industria turística, tras resaltar que se reduciría el número de personas que se utilizan este medio de transporte.

“El Aeropuerto Internacional El Dorado es el 3er aeropuerto más importante de la región, movilizando más de 30 millones de pasajeros anuales. Aumentar los impuestos que se cobran podría afectar la competitividad y el potencial de convertirse en un ‘hub’ regional en comparación con aeropuertos cercanos como Panamá”, dijo por su parte ALTA.

Este gremio de las empresas del transporte aéreo fue enviada a todos los miembros de la Asociación Colombiana de Ciudades Capitales (Asocapitales), con el fin de que se analice la posibilidad de frenar esta iniciativa, tras señalar que no se puede poner en riesgo toda la industria aeronáutica, y buscar otras fuentes de financiación para la infraestructura vial en sus territorios.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido