Cargando contenido

Según el Acueducto, la capacidad de las tuberías no resiste el cambio climático.

Usaquén inundado
Cortesía

Lady Johanna Ospina, gerente del Acueducto de Bogotá, aseguró que el aguacero que se registró el pasado miércoles 11 de diciembre de 2019 en la capital fue uno de los más fuertes de la última década, lo que demuestra, tras las inundaciones, que “la tubería actual no resiste a este fenómeno que por el cambio climático va en aumento”.

Lea ademásApagón al norte de Bogotá, tras incendio en subestación de Usaquén

“Ayer se dio un aguacero que tiene un periodo de retorno de más de 100 años, ya que en promedio mensualmente en esta zona, en épocas de lluvia, llueven 82 milímetros, ayer en dos horas recibimos 88 milímetros”.

Además, agregó que para solucionar los problemas en el manejo de las aguas en ese sector, pondrán en marcha una de las obras más importantes de la ciudad, “la solución a esta problemática está en contratación y la adjudicamos este mes por lo que esperamos el otro año empiece la ejecución”.

Lo que se busca es “ampliar tubería, llevar el agua de forma más rápida al canal Molinos, que es la red troncal del sector para mitigar los impactos de las lluvias y en especial del cambio climático, porque está lloviendo más duro y menos tiempo”.

Según el Acueducto, la obra vale 1.300 millones de pesos, pero esperan hacer otras inversiones para ese proyecto de otros dos mil millones de pesos.

Las afectaciones también se dieron en materia de energía, ya que gran parte de las viviendas de la localidad de Usaquén tuvieron cortes de luz de hasta doce horas.

Consulte - Duque: Algunos tienen por deporte agredir a la Policía

Asimismo, se presentó una falla masiva de al menos 48 intersecciones semafóricas desde la calle 127 hasta la calle 85 y entre la Av. Circunvalar y la carrera 19, originando un total caos en la movilidad en este sector de la ciudad capital.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido