El alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, encabeza un consejo de seguridad a puerta cerrada para tomar medidas para garantizar que no se presenten hechos violentos en la próxima corrida de toros del fin de semana.

En ese consejo participa el secretario de Seguridad de Bogotá, Daniel Mejía, y el comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, general Hoover Penilla.

El mandatario insistió en su cuenta de Twitter que solo permitirá manifestaciones de antitaurinos a una distancia prudente de la Plaza de Toros La Santamaría, para evitar nuevos hechos de violencia.

"Para proteger integridad de todos los ciudadanos, solo permitiremos manifestaciones a una distancia prudente del acceso a Plaza Santamaría", dijo.

Entre tanto la administración de Bogotá indicó que será la Policía la que establezca los metros de distancia en la que se instalarán los filtros para garantizar la seguridad.