Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Enrique Peñalosa, alcalde de Bogotá
Enrique Peñalosa, alcalde de Bogotá
Colprensa

El alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, le solicitó al fiscal general Nestor Humberto Martínez y al procurador Fernando Carillo, que investiguen la posible existencia de un conflicto de intereses en la decisión que debe tomar para revocar o no un decreto relacionado con el Plan Parcial Proscenio, en el norte de la ciudad.

El alcalde tomó la decisión tras los cuestionamientos del periodista Daniel Coronell en la revista Semana y también del concejal del Polo, Manuel Sarmiento, quienes han señalado que Peñalosa de haber beneficiado a varios de los donantes de su campaña a través de un decreto mediante el cual aprobó el Plan Parcial Proscenio que contempla la construcción de viviendas, comercio y oficinas.

A través de una carta, Peñalosa le pidió al procurador general que realice una investigación “en aras de garantizar los principios constitucionales de moralidad e imparcialidad, y legales de responsabilidad y transparencia”.

Le puede interesarEl Sitp provisional ya no empezará a desmontarse en septiembre

Por su parte, le pidió al fiscal general Néstor Humberto Martínez, que indague "las circunstancias descritas por el señor Daniel Coronell en sus notas periodísticas ‘Tras la escena’ y ‘Lo que Peñalosa no quiere explicar’, publicadas en la Revista Semana el 16 y el 23 de febrero del 2019”.

Peñalosa acudió a su condición de alcalde y ciudadano, para que se investiguen los señalamientos de Coronell “en procura del respeto al ordenamiento jurídico, la convivencia pacífica, el respeto de mi buen nombre y la legitimidad de mi ejercicio como mandatario elegido popularmente”.

Cabe mencionar que Daniel Coronell también denunció que con la modificación de ese plan parcial, se mejoró “el negocio de los constructores”, mientras señaló que " el plan de movilidad que avaló el Distrito en la zona, además de tener inconsistencias técnicas, subestima el impacto de la obra sobre el tráfico del sector".

“El tráfico de carros en uno de los cruces afectados (86 con 11), fue estimado en 132 automóviles por hora por la administración cuando en realidad los vecinos contaron y probaron 564 carros por hora. Esa fue una de las varias cuentas chuecas que han servido para que la administración Peñalosa le diera vía libre”, precisó el columnista.

Fuente

Sistema integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.