Cargando contenido

La comunidad alertó a las autoridades por los supuestos hechos que los atemorizan. 

Material de brujería en Suba
Las autoridades destruyeron los objetos bajados de los árboles y recogidos a lo largo del humedal.
Alcaldía de Suba

El humedal de Suba, ubicado en la Calle 127 con Avenida Córdoba, ha sido centro de atención por parte de habitantes de la zona luego de que las autoridades retiraran del lugar varios objetos extraños

Policía y personal de la Alcaldía Local de Suba llegaron hasta el humedal tras las denuncias de varios ciudadanos que pidieron la intervención al lugar por presencia de objetos, tanto en el piso como en los árboles, los cuales expedían fuertes olores generando temor, afectación e incomodidad en los residentes de viviendas aledañas. 

Las personas que vieron los objetos aseguran que se trata de materiales utilizados para prácticas indebidas como la brujería, pues describen que había muñecos con cabellos, otros con alfileres o escritos, objetos religiosos rotos, cruces al revés, entre otros. 

Tras el llamado la Alcaldía Local de Suba, junto a la Policía realizó un operativo de intervención al lugar en el que fueron retirados todos los objetos extraños. Según informó la autoridad local, en el lugar se encontraron aproximadamente 70 elementos no identificados que estarían relacionados con prácticas de magia negra

El operativo consistió en la identificación, retiro y posterior destrucción de los elementos que no corresponden al lugar, los cuales fueron quemados. 

Aunque el humedal fue liberado de estos objetos, los habitantes manifestaron gran temor por las prácticas que allí se realizan, además de denunciar un aumento en la inseguridad ya que no es la primera vez que llaman a la Policía ante situaciones irregulares en el lugar. 

Por su parte las autoridades locales manifestaron que se encuentran haciéndole frente a la situación y que es un humedal que ha sido varias veces intervenido para desalojar a habitantes que ingresan y crean 'cambuches' en los que, muchas veces se llevan acciones delictivas como hurtos o consumo de sustancias psicoactivas.  

Aseguraron que para evitar inseguridad en este lugar el humedal se encuentra cercado y las puertas cerradas, pero lastimosamente inescrupulosos violan los candados abriendo de nuevo el ingreso al sitio, que además no es habitable. 

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido