Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Monseñor Luis Jose Rueda Aparicio, arzobispo de Bogotá
Monseñor Luis Jose Rueda Aparicio, arzobispo de Bogotá
Cortesía

Durante la eucaristía de este domingo, monseñor Luis José Rueda Aparicio, Arzobispo de Bogotá, afirmó que hay un lobo rapaz que está destruyendo al pueblo. 

“El abandono, en el olvido ha llegado este lobo del narcotráfico a destruirlos y la solución no es el glifosato, la solución es mirar al campesino, es acompañar al campesino, es ayudarlo a salir de esta esclavitud y defenderlo de ese lobo”, señaló el prelado.

Según monseñor Rueda, el glifosato no es la solución al problema de la coca. Agregó también que este herbicida ataca la vida de las personas, del medio ambiente y las organizaciones sociales, pues “es necesario escuchar el clamor de todas las regiones de nuestro país, pero además la violencia es un lobo en todas las formas”.

Lea también: Colombia ha aplicado 4.400.615 dosis de vacunas contra covid-19

Tributaria

Por otro lado, el Arzobispo de Bogotá se pronunció también sobre el proyecto de reforma tributaria, indicando que se debe hacer una renovación desde el corazón y desde la conciencia. 

Hay muchas familias en Colombia que sufren hambre y eso es un flagelo y ese es un lobo que trata de destruir nuestras familias, que no tienen empleo y lo han perdido en este tiempo de pandemia, es una situación muy dura”, afirmó. 

“Es necesario que le devolvamos a los pobres, la dignidad que los tratemos con el cariño de hermanos, porque somos hijos de Dios y al asalariado, no le importan las ovejas”, agregó. 

Monseñor mencionó que "hay muchas mamás, cabeza de familia, que lloran viendo que a sus hijos les corresponde pasar un día entero con un plato de arroz y un huevo frito", e hizo un llamado de conciencia para todas las personas que pasan hambre en el país. 

Le interesa también: Asociación Colombiana de Salud Pública pide devolver las balas de oxígeno

Monseñor Rueda condenó el asesinato de la Gobernadora indígena del Cauca y de los líderes sociales. Afirmó que debe haber verdad, perdón, reconciliación y justicia restaurativa en Colombia.

“Te pedimos perdón porque esta semana ha sido asesinada una líder indígena, Sandra Peña, gobernadora indigena del Cauca, pero junto a ella, han muerto muchos líderes sociales y han asesinado en Colombia a muchos niños que los han llevado al conflicto, a la guerra”.

Monseñor Luis Ruedo concluyó diciendo que el covid es un lobo que ha cobrado la vida de más de 70.000 personas en Colombia. 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.