Cargando contenido

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Pollo asado
Este lugar es famoso no solo por el sabor del pollo asado, sino también porque genera bastante empleo.
Freepik / Racool_studio

Bien se sabe que el pollo asado es uno de los platos más predilectos para muchos colombianos, pues su precio y además que rinde bastante, es ideal para las familias, especialmente los fines de semana, ya que, con un arroz, puede ser el almuerzo perfecto para compartir.  

Actualmente, hay muchos locales comerciales que venden este producto, teniendo en cuenta que es muy consumido, por lo que llama bastantes clientes.  

Lea también: Pico y placa en Bogotá se acabaría: lo que dice el programa de gobierno de Carlos Fernando Galán

No obstante, en la capital del país existen dos restaurantes que son reconocidos por los ciudadanos y que serían los pioneros de este negocio en la ciudad, puesto que antes trabajaban en conjunto.  

Es así que Surtidora de Aves la 22 y Compañía del Sabor iniciaron operaciones luego de la unión que crearon dos familias entre los años 50, quienes eran los González y los Cimadevilla.  

Surtidora de Aves fue el primer restaurante que nació por la gestión de Saturnino Cimadevilla y Manuel Cimadevilla, dos españoles que en el año 1954 se dedicaron a vender pollo crudo, pero en 1957 optaron por algo diferente y fue así como abrieron el restaurante del pollo asado.  

Su éxito fue tan grande que comenzaron a tener una expansión de varios locales comerciales. Fue así cuando entró Primo González al negocio, y él era el esposo de Adelia Cimadevilla y por eso sus productos fueron cogiendo más fuerza por toda la capital del país.  

En el año 1984 Manuel falleció y desde ese entonces se creó la sociedad llamada Surtidora de Aves Intermedia Limitada con un total de 600 negocios, pero tiempo después comenzaron los problemas por lo que la razón social tuvo que ser cambiada y pasó a llamarse Surtidora de Aves Compañía del Sabor, que fue el pico donde más ventas generaron, al punto, de convertirse en un restaurante tradicional. 

Los problemas fueron continuando y en los 2000 se inició la división de estos negocios. Según lo contó el diario El Tiempo, este proceso duró dos años y en el 2002 las marcas se dividieron, y el Grupo González se quedó finalmente con Surtidora de Aves y los Cimadevilla con Compañía del Sabor. 

Lea también: Avianca estrena frecuencias semanales entre Bogotá-Tegucigalpa y Bogotá-Cuzco

Es así, que Surtidora de Aves ya tiene más de 1.000 puntos de venta en toda la región Andina y ofrecen varias vacantes de empleo en todas sus sucursales, lo que lo ha llevado a ser el restaurante más concurrido y favorito de los bogotanos.  

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.