Cargando contenido

Una nueva modalidad de robo están implementando los delincuentes a bordo de Transmilenio.

TransMilenio
TransMilenio
Foto: Colprensa

Para muchos bogotanos el cosquilleo y el raponazo al interior de buses de Transmilenio se volvió pan de cada día, sin embargo intentan algunos no dar 'papaya' al no dejar visibles algunas de sus pertenencias para evitar ser víctimas de robos. 

No obstante, la astucia de los delincuentes sorprende cada vez más. Esta semana una banda de atracadores perpetuó un robo masivo en Transmilenio, en un hecho sin precedentes. 

Un grupo de ocho hombres, con marcado acento venezolano y armados con cuchillo, despojó de sus celulares a al menos 10 pasajeros usando una nueva modalidad de hurto. 

El robo ocurrió alrededor de las 3:00pm en la estación de la Calle 106 con Autopista Norte en la ruta B13. Tres de los delincuentes se subieron en la Avenida Jiménez en la parte trasera del bus, el resto de los ladrones se fue subiendo en las siguientes estaciones para no levantar sospechas. 

Los delincuentes se sentaron en partes estratégicas del bus para ir seleccionando a cada una de sus víctimas. Y, otro más, caminaba por el pasillo ofreciendo dulces y contando lo difícil que ha sido salir de Venezuela y llegar a un país diferente teniendo que recurrir a la solidaridad de los colombianos. 

Cuando el bus se detuvo en la parada de la Calle 106, los tres sujetos sacaron sus armas blancas y se lanzaron encima de una pareja que estaba sentada en la parte trasera junto a la puerta. Inmediatamente cuando pidieron ayuda y el hombre forcejeaba con uno de los delincuentes, el joven que ofrecía dulces guardó su mercancía y sacó su cuchillo y, finalmente se levantaron el resto de los delincuentes e iniciaron el robo en todo el articulado.

(Vea también: ¿Le robaron el celular? Estos son los pasos para desactivar su WhatsApp)

Cada uno de los sujetos despojó de sus celulares a las personas que tenían sentadas a su lado. Pese a que varios tenían sus teléfonos móviles guardados, los delincuentes ya sabían quienes tenían celulares de alta gama, pues habían dedicado su tiempo en analizar a cada uno de los pasajeros.

El robo duró entre 5 y 7 minutos, y pese a que el conductor activó la alarma de pánico y alertó a las autoridades, cuando llegó la Policía ya los jóvenes se habían bajado del bus con al menos 10 celulares en sus bolsillos.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido