Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

PANORAMICAS DE BOGOTA
PANORAMICAS DE BOGOTA POLUCION
Inaldo Perez

En lo corrido de la temporada invernal en Bogotá, los operarios de la Empresa de Acueducto (EAAB), han atendido más de 43 taponamientos de redes que han generado encharcamientos en distintos puntos de la ciudad. 

La entidad recordó que el origen de la gran mayoría de estas emergencias se ocasionaron por el hábito de tirar basuras y escombros en las calles, eventos que  disminuyen la capacidad de drenaje de las redes de alcantarillado.

Escándalo en la Policía: Así fue la inspección disciplinaria a la Policía tras denuncias del general Salamanca

Directivos del acueducto y de la empresa de recolección de residuos Aguas de Bogotá, lideran jornadas de descontaminación del sistema de alcantarillado, que le ha costado a la ciudad 26.000 millones de pesos.

La gerente de la EAAB, Cristina Arango Olaya, indicó que “la vacuna para las inundaciones es no botar basura al alcantarillado, humedales y quebradas de la ciudad”.

Ecología: Protección de las abejas en el Quindío, clave para la economía agrícola

Además de los impactos en la movilidad de la ciudad por los encharcamientos y el riesgo de inundaciones; el arrojo de las basuras a los humedales y ríos generan malos olores y contaminación del agua afectando la flora y fauna de los ecosistemas. 

Solo en el último año se han extraído de canales, alcantarillas y humedales cerca de 160 mil toneladas de  residuos que equivale a llenar cuatro veces el estadio El Campín.

Seguimiento: Una ‘Conversación Nacional’ sin resultados concretos

“Retirar lo que se arroja al alcantarillado requiere de más de 280 operarios de la EAAB y 250 de Aguas de Bogotá”, agregó Arango, gerente de la EAAB.

Por su parte, Néstor Rodríguez, gerente de  Aguas de Bogotá, advirtió que “la entidad  se ha dedicado por 6 años a la limpieza y mantenimiento del sistema pluvial de la ciudad que está compuesto por humedales, canales, vallados y sumideros”. 

Calculó que, “en estos años hemos recolectado de canales y quebradas más de 602.000 metros cúbicos de residuos, y en los 15 humedales más de 500 metros cúbicos, interviniendo 1.300 hectáreas de franja terrestre y 700 de franja acuática”.

Le puede interesar: Iglesia Maradoniana, el fervor a un futbolista de culto.

En el trabajo que adelantan los trabajadores se han encontrado en los cuerpos de agua: animales en descomposición, salas, comedores, neveras, armarios y chasises de autos, entre otros elementos que contaminan y bloquean el paso de las aguas lluvias.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.