Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Imagen de referencia de un bebé
Ingimage

Un bebé muerto, su madre y hermanito de cinco años de edad, gravemente heridos, dejó un brutal accidente de tránsito en las horas de la mañana de este viernes 22 de enero, en un importante corredor vial del sur de Bogotá.  

Testigos del hecho relataron en la emisora La Cariñosa 610 AM que la señora empujaba un coche con su hijo dentro y tomando de la mano a otro niño, cuando al tratar de atravesar el puente vehicular de la Avenida Boyacá sobre la Autopista Sur en su parte baja, un motociclista que iba a gran velocidad se los llevó por delante.  

Lea aquí: Pillan a dos policías robando en Bogotá y los dejan libres

La tragedia ocurrió pasadas las nueve de la mañana en esa zona cercana a la popular ‘Sevillana’.  

Todo parece indicar que el motociclista, el cual también salió lastimado, se puso nervioso al ver tan cerca y de manera inesperada a la ciudadana con el pequeño y el elemento de transporte, y ya no pudo maniobrar la moto impactándolos de forma trágica. 

Bebé fallece tras ser arrollado por una motocicleta
Bebé fallece tras ser arrollado por una motocicleta
Foto Alerta Bogotá

El coche con bebé abordo salió expulsado por varios metros y al caer en toda la mitad de la vía, originó la destrucción del cubículo con ruedas y el fallecimiento casi inmediato del menor de edad debido a un trauma de cráneo severo que padeció.  

Conductores y peatones que transitaban por el sitio auxiliaron a todos los lastimados, pero comprobaron que el niño había perecido, mientras la mamá y el otro infante se encontraban aún con vida.

Le puede interesar: Mujer arrolló a dos personas en Suba, al parecer por falta de pericia 

Los heridos fueron llevados dentro de ambulancias, que llegaron con paramédicos del servicio distrital de salud, rumbo a centros hospitalarios cercano al lugar del hecho, mientras unidades de criminalística de tránsito a los pocos minutos se hicieron presentes para hacerse a cargo de la inspección y traslado del pequeño cadáver hacia la sede del instituto de Medicina Legal, en medio del estupor y tristeza de la nube de curiosos que observaban el procedimiento forense.  

Se pudo establecer que el motero, además de sufrir golpes en los brazos y piernas, también enfrentó un shock nervioso severo al ver las consecuencias del accidente.  

Fuente

Alerta Bogotá

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.