Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Panorámica de Bogotá
Panorámica de Bogotá
Alcaldía de Bogotá

Bogotá estuvo en toque de queda desde el viernes a las 9:00 p.m. hasta el sábado a las 6:00 a.m. Cientos de habitantes estuvieron bajo una gran zozobra ante los rumores de saqueos y vandalismo. Por esa razón, muchos salieron a las porterías de sus conjuntos residenciales, con palos y vestidos de blanco, para hacer guardia.

Si bien en algunos lugares sí hubo robos masivos y fuertes desmanes, como sucedió en Meissen, Patio Bonito, Usme y sectores cercarnos al Portal de la 80, entre otros, lo cierto es que en muchos sitios hubo más pánico que hechos reales. Audios y cadenas de WhatsApp fueron parte del detonante, pues ciudadanos los difundían entre sus vecinos sin verificar la procedencia.

De hecho, el alcalde Enrique Peñalosa hizo un llamado a la calma: "Aquí hemos revisado cientos de llamadas; prácticamente en la totalidad de los casos nunca ha sido algo real. Parece que es algo orquestado, incluso podría ser que algunos de esos vándalos medio hacen que van a escalar una reja", declaró el mandatario distrital, cerca de las 11:00 p.m. del viernes. Según Peñalosa, en muchos casos las personas reconocían que no habían visto a los supuestos vándalos, pese a que decían que casi se estaban entrando.

El alcalde volvió a referirse al tema este sábado, en rueda de prensa junto al presidente Iván Duque. Aseguró, por ejemplo, que durante la noche del viernes hubo "una campaña de terror" y que en ningún caso fue cierto que se estuvieran metiendo a los conjuntos.

"Ayer (...) organizaron una campaña de terror, que identificamos muy bien porque rastreamos cada una de las llamadas al 123. Las georreferenciamos, identificamos la hora en que se hicieron y pudimos ver cuál fue el recorrido de estos personajes que iban movilizándose en una especie de circunferencia a lo largo de la ciudad. Se trataban de subir al muro o la reja de algún conjunto cerrado, luego seguían", declaró Peñalosa, este sábado.

"Las redes comenzaron a generar terror (...) Los ciudadanos decían que se habían entrado a su conjunto. Hicimos cientos de llamadas, cientos de visitas con nuestra policía, y ni un solo caso fue cierto", agregó.

En total se hicieron 612 llamadas al 123 entre las 7:00 p.m. y 11:40 p.m., "con un pico concentrado entre las ocho y nueve y media en las localidades de Suba, Kennedy, Usaquén, Engativá y Fontibón", informó, por su parte, Raúl Buitrago, secretario general de la Alcaldía.

De acuerdo con Buitrago, se trató de "recorridos que se adelantaban a pie con el fin de genera una amenaza de ingreso a los conjuntos residenciales que no se concretó".

Respecto a las 612 llamadas, el funcionario explicó que, con una revisión de más del 10 %, "en ninguno de los casos se concretó el acto vandálico o el intento de hurto". Durante este fin de semana se conocerá el resultado de la revisión total.

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.