Asociaciones de la industria automotriz hicieron un llamado con respecto a la tecnología Euro 6.

Transmilenio
Colprensa

La Asociación Colombiana de Vehículos Automotores Andemos, le hizo un llamado a la Secretaría de Movilidad de Bogotá para que revise las condiciones de licitación para la nueva flota de buses de Transmilenio que se traerá a la ciudad, tras advertir que se estaría beneficiando la llegada de vehículos que operan con una tecnología que todavía no se tiene en el país.

La advertencia de la entidad de la industria automotriz, se hizo tras asegurar que los buses que llegarían a la capital del país, funcionan con el sistema Euro 6, es decir, que requieren un combustible de un nivel de pureza que todavía no se produce de manera local.

“Seguimos pensando en traer vehículos diésel con tecnología Euro 6, cuando estos requieren un combustible con 10 partículas por millón de azufre y en Colombia se produce, pero con 50 partículas por millón de azufre, no tenemos la tecnología para que esto opere como se debe”, dijo Oliverio García, presidente de Andemos.

La Asociación de Vehículos Automotores indicó que pese a que estos buses pueden funcionar con otro tipo de combustibles, esto implicaría mayores gastos en mantenimientos y repuestos, razón por la cual no ven rentable que operen por el momento.

“En Bogotá se dice que los vehículos diésel salen más baratos y no es así. Hay muchas cosas complementarias que no se están teniendo en cuenta y esto eleva el costo de operación... solo cuando se mejora la tecnología, se puede pensar en el cambio que buscan las autoridades”, dijo García.

Andemos criticó que la Alcaldía de Bogotá no le quiera apostar a la llegada de vehículos eléctricos y reiteró que la falta de oferta por parte de la industria automotriz se debe a que no hay políticas que conviertan a la ciudad en una alternativa atractiva para este tipo de inversiones.

“La capital colombiana carece de una política de movilidad sostenible y la falta de disponibilidad de combustibles diésel ultrabajos en azufre, no permite a fabricantes liberar las últimas tecnologías en calidad ambiental, por lo que se debería dar más incentivos en las licitaciones de Transmilenio a los vehículos eléctricos, híbridos y dedicados a gas, cuyas tecnologías ya están disponibles en Colombia”, destacó el  Presidente de Andemos.

Este gremio puso como ejemplo, los desarrollos en materia de movilidad ambientalmente responsable que tienen algunos países como China, donde “la creación de unas políticas definidas y claras permitió la llegada de 16 mil autobuses eléctricos” y destacó que para esto se tuvieron varios oferentes.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido