Cargando contenido

Foto: Colprensa



Por: Silvana Suárez

El dominio del inglés está directamente relacionado con un mayor ingreso económico de las personas pero también repercute directamente en el desarrollo económico y educativo de una nación.

Sin embargo, de los 386 colegios distritales que tiene Bogotá solo 16 cuentan con un programa de bilingüismo, lo que pondría en evidencia el futuro profesional de los jóvenes, que cada vez se siente más atraídos por lograr estudios en el exterior.

Según Iván Dario Gómez, subsecretario de la Secretaría de Educación de Bogotá, el proyecto de aulas de inmersión está deteriorado y se necesitaría replantear este método que prometía mejorar el dominio de una segunda lengua en Bogotá.

"Existía un programa de voluntarios que trabajaban en cerca de 101 aulas inmersión y lo que muchas veces las mismas instituciones educativas nos decían eran espacios cerrados, con falta de dotación y también subutilizados que no tenían ningún componente de fortalecimiento en el inglés", explicó Gómez.

El funcionario del distrito explicó que "aunque existían los espacios y la infraestructura no había un sistema de acompañamiento que asegurara que los niños aprendieran un segundo idioma".

La situación de Bogotá se ve reflejada en los índices a nivel Colombia pues, según el ranking del estudio Education First, nuestro país tiene un nivel de este idioma por debajo de países como Bolivia y Perú.

"A nivel regional la situación es bastante complicada porque Colombia en vez de aumentar su nivel ha decrecido. La situación real es que los colegios privados tienen mejor nivel de inglés que los colegios públicos y eso es un problema porque los niños que están en este momento en edad escolar al momento de graduarse no tendrán manejo de una segunda lengüa", dijo Karen Acosta, manager regional de Cambly para América Latina.

Los profesionales con un nivel de inglés superior al promedio de su país pueden devengar entre el 30% y el 50% más del salario en comparación con los profesionales que carezcan de esta habilidad.

Los gigantes en contratación y de recursos humanos del mundo aseguran que al menos el 75% de las vacantes presentes en el mercado requieren un segundo idioma, según este mismo estudio lo que compromete seriamente la calidad de vida a la que pueden aspirar el estudiante promedio de una institución en Bogotá.