Cargando contenido

La alcaldesa aseguró que la medida está en estudio.

Claudia López, alcaldesa de Bogotá
Claudia López, alcaldesa de Bogotá
Colprensa

La alcaldesa de Bogotá, Claudia López, aseguró que, en medio de las medidas para mitigar la expansión del coronavirus, se podría extender la cuarentena en la capital del país. 

López explicó que mientras llega una vacuna comprobada la mejor medida es el aislamiento. 

"Los bogotanos y los colombianos debemos empezar a mentalizarnos a que tal vez vamos a tener que estar en una cuarentena de alrededor tres meses. A eso es a lo que yo llamo alerta naranja: a esa posibilidad de que tengamos que pasar a ese escenario", indicó en entrevista a CM&.

Lea ademásGobierno prepara lista de precios para evitar acaparamiento y especulación

La alcaldesa dejó claro que eso sería en el caso en que los pacientes hospitalizados y en unidades de cuidados intensivos (UCI) suban: "A esa posibilidad de que tengamos que pasar a escenario porque cada vez tenemos más contagio. Este numerito de 10 % de hospitalizados se nos puede subir y este numerito de 5 % de UCI se nos puede subir".

La mandataria enfatizó en que la economía del país debe tener un plan de contingencia y para ello indicó que el Distrito y el Gobierno nacional trabajan en planes de salvamento para la clase media, es decir, para los estratos 2, 3 y 4 y para ayudar a los microempresarios.

Asimismo, dijo que durante los próximos meses la economía del país debe producir solo lo básico: comida, servicios públicos, salud y cuidado.

"El programa Bogotá Solidaria en Casa es para los estratos 0,1 y 2. Lo estamos haciendo con dinero del Gobierno Nacional, Alcaldía y donaciones ciudadanas. Con este dinero ayudamos a gente que está en pobreza y vulnerabilidad para que tenga cómo sobrevivir en este periodo", aseguró.

Lea también: Pruebas de vacunas de coronavirus pueden durar más de un año, dice un experto

La alcaldesa también explicó que en la capital por ahora no se pasará de alerta amarilla a naranja porque aún no se han cumplido las condiciones. 

"Tenemos que hacer lo que toque. Si lo que toca es ir pagando la economía, lo hacemos. No podemos tener 10.000 muertos como en Italia y España", dijo.

Finalmente, López  explicó que la meta en la capital es tener 225.000 pruebas para poder prevenir el aumento de casos y recordó que en Corferias se podrán tener hasta 5.000 camas, donde estarán los casos leves.

"Necesitamos transformar los hospitales actuales en UCI. Tenemos actualmente 1.000, pasaremos a 3.000, y más adelante esperamos tener 4.000. Los pacientes de baja complejidad los vamos a atender en Corferias, que será el mayor centro hospitalario del país", indicó.

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido