Cargando contenido

El Concejo de Bogotá aprobó, en plenaria, un proyecto de acuerdo para "la correcta disposición de colillas de cigarrillo" y chicles.

Colilla de cigarrillo
Colilla de cigarrillo
AFP

Un proyecto de acuerdo, aprobado por la plenaria del Concejo de Bogotá, busca imponer sanciones pedagógicas a las personas que arrojen colillas de cigarrillo y chicles de forma indebida a la calle

La Secretaría de Ambiente y la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (UAESP) tendrán que determinar qué tipo de sanciones pedagógicas implementarán. 

El proyecto, además, determina que se deben instalar canecas de basura "con dispositivos para colillas de cigarrillo en zonas de gran afluencia de personas". 

También se pedirá a las empresas productoras de chicles y cigarrillos hacer campañas sobre la correcta disposición de este tipo de desechos, o generar "estrategias que mitiguen el daño causado la ciudad". 

"Estaremos haciendo jornadas de recolección y pedagogía con los ciudadanos", aseguró la concejala Lucía Bastidas, promotora de la iniciativa. 

Al proyecto de acuerdo solo le falta la sanción del alcalde Enrique Peñalosa. 

Según Bastidas, "una sola colilla puede contaminar ocho litros de agua ya que contiene más de 4.000 sustancias tóxicas". 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido