Imagen suministrada a RCN Radio



Desde el Concejo de Bogotá se lanzó una alerta por la gran cantidad de cables sueltos que cuelgan en casi todos los sectores de Bogotá y que no cumplen con la reglamentación necesaria, lo que se convierte en un riesgo humano.

Localidades como Teusaquillo, Chapinero, Barrios Unidos, Engativá y Usaquén, presentan el mayor número de puntos donde estos cables cuelgan sin la altura debida para garantizar la seguridad de los transeúntes.



Imagen suministrada a RCN Radio

El concejal Jorge Torres explicó que, según el Plan de Ordenamiento Territorial vigente, se ordena a las empresas de servicios con infraestructuras, como las de energía y/o telecomunicaciones, a que deben tener un 35 por ciento del total de sus redes subterráneas antes de 2019, pero aún no se ve avance de esto.

"Hoy en Bogotá existen alrededor de 550.000 postes instalados en Bogotá, Codensa es dueña de 400.000 y alquila 200.000 a empresas de televisión y telecomunicaciones. Entre tanto ETB, propietaria de otros 111.613 postes, afirma que no los alquila, porque no es su negocio", explicó Torres.

Agregó que "el Plan de Acción para la regularización de la infraestructura eléctrica y equipamientos existentes se estableció de acuerdo con las exigencias del Decreto 087 de 2010, el cual se complementa el Plan Maestro de Energía Eléctrica".



Imagen suministrada a RCN Radio

Por otro lado, en muchas ocasiones estos cables tiene contacto con los transformadores e instalaciones eléctricas, lo cual también implica un grave riesgo para la ciudadanía.  

En países de Latinoamérica como Perú, Honduras o México, se han presentado accidentes que incluso han cobrado vidas por la arriesgada ubicación de cables o el fácil acceso que tiene la gente a la manipulación de estos.