Cargando contenido

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Lo robado asciende a un millón de pesos, informaron las autoridades.
Foto archivo

La Policía Metropolitana de Bogotá capturó este martes a tres sujetos que se dedicaban al robo exclusivo de iglesias en Bogotá.

El último caso se registró en la localidad de Usaquén, sobre la carrera 4 A con calle 192, cuando estos delincuentes ingresaron a la parroquia San Juan Diego norte, donde empiezan a sacar los objetos de valor para guardarlos en un vehículo, en el que pretendían emprender la huida.

Según las autoridades, gracias a las denuncias de los habitantes del sector que se percataban del robo de la parroquia, los uniformados lograron capturarlos en flagrancia. 

"Por otra parte, cuando llegan los uniformados, estos sujetos estaban terminando de sacar los elementos de valor y otro más en la parte externa, quien sería el encargado de avisar la presencia de las autoridades y de ir recibiendo lo hurtado para guardarlo en el vehículo", rezó comunicado de la Policía. 

Puede leer: Asesinan a hombre que iba en camioneta de alta gama en Bogotá

La Policía logró recuperar un cáliz y dos amplificadores de sonido que habían sido hurtados de la iglesia, que pretendían ser vendidos en el mercado negro. 

Estos delincuentes serán juzgados por los delitos de hurto calificado.

Bogotá

Entre tanto, la Policía Metropolitana desarticuló la banda delincuencial que traficaba drogas en varias localidades de la ciudad, conformadas por miembros de una misma familia.

Lea además: ¿Dónde terminan los Rolex robados en Bogotá?

“Este importante operativo permitió la captura de cinco mujeres y cuatro hombres, entre ellos alias ‘Deivy’ líder de la organización, quien; junto a su madre, padrastro, esposa e hija, realizaban las coordinaciones necesarias, para traer la droga desde el sur oriente del país, para luego dosificarla y transportarla a las ‘ollas’ de la localidad de Ciudad Bolívar”, agregó.

De acuerdo a las investigaciones adelantadas por los uniformados, en un lapso de dos días, esta organización al margen de la ley, distribuía alrededor de 7.925 dosis de alucinógenos, lo que les reflejaba una ganancia de 300 millones de pesos al mes.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.