Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

En último año, más de 2.000 ciudadanos murieron por mala calidad del aire en Bogotá
AFP

La Secretaría Distrital de Ambiente informó este sábado que los niveles reportados en la Red de Monitoreo de Calidad del Aire de Bogotá se han mantenido estables y con una tendencia a la baja. 

Es decir, que la llegada del polvo del desierto del Sahara ha tenido un impacto moderado en las concentraciones de material particulado en la ciudad. 

Le puede interesar: Amplían cierre de pasos fronterizos terrestres y fluviales del país

Al respecto, la secretaria de Ambiente, Carolina Urrutia, explicó que “afortunadamente no ha sido muy intensa, no ha habido la necesidad de declarar ningún tipo de alerta, vemos en nuestro modelo que este domingo podemos empezar a sentirlo un poco más, a verlo en nuestro monitoreo, seguiremos por supuesto observándolo detalladamente para ver si hay que hacer alguna recomendación en términos de salud, por ahora, no tenemos motivo para alertar”. 

Según informó la entidad, las condiciones meteorológicas de las últimas horas han contribuido para que la calidad del aire sea favorable y moderada en la mayor parte de la ciudad.

La estación Carvajal-Sevillana se ha mantenido en condiciones regulares debido a la presencia de alto flujo de vehículos de carga y por estar cerca de la zona industrial.  

Lea también: Desempleo en Colombia subió en enero a 17,3 %: Dane

“En los últimos días en Bogotá se ha presentado mucha nubosidad, lo que evita la formación de inversiones térmicas y lo que genera una ligera reducción en la velocidad de los vientos, que afecta levemente la dispersión de los contaminantes”, indicó la Secretaría de Ambiente. 

La entidad se encuentra vigilando el comportamiento de este fenómeno a través de las 19 estaciones que conforman la Red de Monitoreo de Calidad del Aire de la ciudad.  

Aunque no hay afectación por las concentraciones de material particulado, la autoridad ambiental recomienda a la ciudadanía en general abstenerse de realizar actividad física exigente al aire libre y utilizar transporte público para movilizarse.  

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.