Cargando contenido

Imagen tomada de la cuenta en Facebook: Maria Andrea Cabrera



El abogado Jaime Granados Peña, quien defiende los intereses de la familia de María Andrea Cabrera, asegura que existen elementos materiales que permiten inferir que la muerte de la joven se trató de un homicidio en el que habrían estado vinculados sus amigos y acompañantes.

El jurista explicó que la droga que le causó la muerte a la joven de 25 años le fue suministrada por un tercero. Los familiares de Cabrera consideran que existe un alto riesgo para desviar la investigación, hecho por el cual pidieron que se investigue a fondo todo lo que ocurrió en dicha fiesta.

(Lea también: Mezcla de éxtasis con alcohol, causa de muerte de la joven María Andrea Cabrera)

"Lo que han arrojado las primeras investigaciones es que no existía ningún antecedente de consumo de drogas, y menos de éxtasis por parte de Andrea. Segundo, que el consumo de alcohol fue moderado y que lo que pasó es que a escondidas le pusieron éxtasis en el sitio donde se encontraba con sus acompañantes", explicó Granados.

Para demostrar su hipótesis jurídica, el defensor aseguró que cuenta con testigos que señalan que a la bebida de Andrea le agregaron la droga. Además, en el lugar en el que se encontraba departiendo con sus amigos ya se habían presentado casos similares.

"Hay antecedentes que, al parecer, a otras personas del mismo sitio les pasó lo mismo sin las consecuencias fatales. Granados explicó que todas las personas que se encontraban con la joven eran muy cercanos, "pero ya se puede ver qué clase de amigos eran".

El jurista explicó que existen varias declaraciones, entre ellas el testimonio de una amiga que se encontraba la noche de los trágicos hechos, y que ubican y relacionan directamente a dos hombres con el suministro de la droga.

Horas antes el Insitituto de Medicina Legal señaló que una mezcla de éxtasis con alcohol como la causa de la muerte de la joven de 25 años, hija del general (r) Fabricio Cabrera.

(Lea también: Descartan paseo millonario e intento de hurto en muerte de hija del general (r) Cabrera)

La joven María Andrea Cabrera salió la noche del sábado 3 de febrero con varios amigos al sector de la Zona Rosa, en el norte de la capital de la República.

Luego de terminada la fiesta, decidieron ir hasta el apartamento de uno de sus amigas con varios acompañantes más. En ese lugar empezó a manifestar que se sentía mal, pocos segundos después se desmayó por lo que fue trasladada a la Fundación Santa Fe.

Al centro médico, ubicado en la calle 116 con novena, la joven llegó sin signos vitales. Un grupo de sus amigas revelaron que María Andrea presentó una hemorragia en el momento que se movilizaban.

(Lea también: Investigan muerte de hija del general (r) Fabricio Cabrera en Bogotá)

El abogado Jaime Granados indicó que no es cierto que Andrea se hubiera trasladado a la casa de una amiga con el fin de seguir de fiesta sino que lo hizo porque ya se sentía mal de salud.

Igualmente pidió que se investigue un posible intento de desviar la investigación por parte del comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, general Hover Pinilla, al haber señalado sin prueba alguna que en este caso se descartaba una actividad delictiva.