Foto Colprensa

Por Javier Barragán

Más de 50 casos de perros muertos envenenados registrados en Bogotá están en la impunidad. Según las autoridades no se ha realizado la primera captura o judicialización por estos hechos. (Le puede interesar: Autoridades recuperaron a Sasha, la perrita maltratada por su dueño)

Los casos se han registrado en:

Usme, donde se reportó en abril de este año la muerte de más de 30 perros envenenados.

El Virrey, se denunciaron 5 casos en julio.

Autopista norte, se registró, según la comunidad, que 10 caninos perdieron la vida.

Habitantes del sector de la calle 127 con autopista norte advirtieron que los reportes se han disparado en los últimos días, alertando que detrás de los hechos estarían manos criminales, así lo señaló Sofía Pérez,  una de las dueñas de un perro envenenado.

“Estos casos se han incrementado, vemos que es con maldad con la única finalidad de hacer daño y quitarle la vida a nuestras mascotas”, dijo.

Cabe recordar que en Usme a finales de 2016 las autoridades reportaron la muerte por envenenamiento de 13 perros en el barrio Monte Blanco.

Claudia Liliana Rodriguez, directora del Instituto de Protección Animal de la Alcaldía de Bogotá, en diálogo con RCN Radio, admitió que es difícil dar con los responsables de casos de envenenamientos de perros debido a la falta de elementos probatorios.

La funcionaria de la Alcaldía de Bogotá además indicó que cuando se tiene el reporte de los casos, se adelantan las labores pertinentes, aclarando que la judicialización le corresponde a la Fiscalía General de la Nación.

“A nosotros nos llegan muchas notificaciones pero no hay una buena cantidad de pruebas que se puedan levantar y por lo mismo la judicialización es tan complicada, no es fácil de encontrar un responsable”, sostuvo.

Por último el Instituto de Protección Animal de la Alcaldía de Bogotá manifestó que próximamente la ciudad tendrá una Unidad Forense Canina para poder atacar con mayor eficacia los casos de perros envenenados en la capital.

Frente al caso de envenenamiento de perros, los culpables pueden ser castigados penalmente bajo la Ley de Maltrato Animal, que consagra penas de prisión de hasta 5 años de cárcel.