Cargando contenido

Foto Ingimage



Desde el Concejo de Bogotá denuncian que tanto el Distrito como el Gobierno han hecho caso omiso a la petición para declarar alerta naranja por el aumento de los casos de feminicidio en la capital de la República. Señalan que no se han tomado las medidas necesarias pese a que en los primeros 24 meses del año fueron asesinadas ocho mujeres.

El Instituto de Medicina Legal reveló que en el año 2017 se registraron cerca de 10.000 valoraciones de agresiones a las mujeres y actualmente 3.900 de ellas están en "riesgo extremo" de ser asesinadas por su pareja o expareja.

"Es decir que 10 de cada 100 mujeres que son víctimas de agresiones, terminan siendo víctimas de feminicidio (...) eso quiere decir que cada 3 días están asesinando a una mujer en Colombia", manifestó la concejal Gloria Stella Díaz.

La cabildante señaló que el Gobierno no les ha entregado "nunca" una respuesta a su petición pese a declararse en apoyo total a este tipo de flagelo que ha tomado tanta fuerza con el paso de los años.

"La administración distrital no hizo caso a nuestra petición, no la decretó. Nosotros le pedimos al alcalde (Enrique) Peñalosa, acompañados de 21 concejales que declarara la alerta naranja para diciembre y enero que son tiempos críticos y no lo hizo, y en esos meses se cometieron 17 asesinatos de mujeres por esta causa", aseguró.

Por estos hechos, los concejales de Bogotá esperan que tras la alta cifra de muertes de mujeres solo en el mes de enero, se decrete alerta naranja por lo menos para fechas como el Día de la Madre y de la Mujer, puesto que en esas celebraciones aumentan los casos de violencia contra la mujer.