Cargando contenido

Al parecer no sería la primera vez que esta persona agrede de esa forma.

Articulado de Transmilenio
Articulado de Transmilenio
Colprensa

Un insólito hecho se presentó al interior de un bus de Transmilenio el pasado viernes 21 de junio. Una usuaria denunció ante las autoridades y en redes sociales a una mujer que la habría cogido a mordiscos.

De acuerdo con la pasajera, fue por un silla azul que la agresora reaccionó de manera violenta, causándole heridas en diferentes partes de su cuerpo, incluyendo su rosto.

Lea también: Suspendidos policías que le pasaron la moto por encima a 'skater'

Así lo relató la joven, que publicó las imágenes de las lesiones y la supuesta agresora: "Hoy, a las 5 p. m. en un B75 la señora de la foto me cogió a mordiscos y golpes. Todo empezó cuando una señora pidió el puesto azul, ella estaba cerca y empujaba para que no la dejarán sentar".

Y añadió: "Yo me corrí para dejar pasar y me hice al lado de ella. En el momento en el que puse mi mano en el tubo empezó a pellizarme y morderme la mano. Todo el mundo empezó a gritar, más o menos unas cinco personas empezaron a decir que ella siempre hacia lo mismo".

De acuerdo con la víctima de los hechos, esta persona "me golpeó la cara y me pegó patada. Yo le di un puño para soltarme y de una llamé al 123, y, al ver eso, ella se intentó bajar del Transmilenio. Todo el mundo empezó a gritar que no la dejarán bajar, que viera cómo me había vuelto el ojo. Me rompió las gafas".

Lea también: Le pusieron los ganchos a uno de los temidos 'rompevidrios' que hurtaba en el norte de Bogotá

Según testigos de los hechos, la policía llegó al lugar. En ese momento, la agresora aseguró ante las autoridades que en realidad era la víctima, a pesar de que los demás pasajeros la culparon de lo sucedido.

"A las dos nos pusieron parte, pero que peligro esa señora mordiendo a las personas", mencionó la agredida, quien aseguró que "me pusieron parte a mí porque el policía decía que él no había estado, y qué era injusto ponérselo solo a ella. Aun cuando mucha gente le decía que ella siempre hacia eso, y que ella había empezado a pegarme de la nada. Le tomaron foto a mi cédula, para la bitácora".

Varios usuarios, principalmente mujeres, respondieron a la publicación en redes sociales asegurando también ser víctimas de la misma persona.

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido