Cargando contenido

El concejal Hollman Morris aseguró que el Plan de Ordenamiento es la 'ruta de la muerte de la ciudad de Bogotá'.

Claudia López y Enrique Peñalosa, ahora enfrentados por proyecto para alargar periodo de alcaldes.
Claudia López y Enrique Peñalosa, ahora enfrentados por proyecto para alargar periodo de alcaldes.
Colprensa

Durante el último cabildo abierto que se realizó en el Palacio de los Deportes, en el que los ciudadanos opinaron sobre el Plan de Ordenamiento Territorial (POT) y la administración distrital respondió las dudas de las personas que participaron en estas jornadas, los candidatos a la Alcaldía de Bogotá Claudia López y Hollman Morris, manifestaron su rechazó al plan del alcalde Enrique Peñalosa. 

López fue la primera en intervenir ante los concejales, funcionarios de la administración y ciudadanos que llegaron a escuchar las razones del alcalde de Bogotá, para que este POT sea aprobado.

Según la candidata hay cinco razones por la que esta iniciativa no tiene que ser presentada, una de ellas "porque no se tiene que aprobar atropelladamente en plena jornada electoral".

Lea además: Exposición fotográfica al aire libre se toma antigua calle del 'Bronx'

"Conservar una norma de largo plazo de participación ciudadana, no es permitirle a la gente que hable y después desconocerla, el Consejo Territorial le dijo no a este POT, la mayoría de intervinientes ciudadanos le han dicho no al POT que está proponiendo el Alcalde Peñalosa, un concepto técnico, académico e independiente de la Universidad Nacional le ha dicho no a este POT, con argumentos, si abren la participación escuchen para participar", afirmó López.

Además señaló que es un POT que "infla las proyecciones de población; para inflar las poblaciones de demanda de área de desarrollo, para favorecer unos negocios inmobiliarios, hay que hacerlo sobre la base de las cifras reales de población, necesidades de densificación y desarrollo, no con las cifras caprichosas del alcalde de turno", indicó.

Dijo además que el de Peñalosa "es un POT depredador, que propone depredar la estructura ecológica principal, seguir urbanizando los cerros orientales, depredar la zona norte y la Reserva Van Der Hammen, seguir construyendo como lo están haciendo en los humedales".

Por último, sostuvo que el Plan de Ordenamiento desconoce la visión de ciudad región y no propone un mecanismo interregional de transporte, además de dejar de un lado la red férrea de Bogotá.

"Sigue imponiendo el negocio de Volvo, Transmilenio y humo del Alcalde Peñalosa que está impedido moralmente para seguir promoviendo este negocio (...) le impone a Bogotá una linea de Metro y quince Transmilenios, otra prueba que desconoce la escala regional", expresó la candidata.

Lea también‘Pico y placa’ en colegio de Bogotá para que estudiantes puedan asistir a clase

Entre tanto, el concejal Hollman Morris aseguró que el Plan de Ordenamiento es la 'ruta de la muerte de la ciudad de Bogotá', por lo que insistió que el POT no tiene en cuenta el cambio climático.

"Condenar a la ciudad de Bogotá, al Plan de Ordenamiento para hacer 14 troncales de Transmilenio, es la muerte (...) la sugerencia de los científicos de la Universidad Nacional le dicen que no tiene para nada la interconectividad con la región y no tiene en cuenta la solución ambiental para el transporte de la ciudad que debe ser el Metro subterraneo".

El también candidato explicó que "vamos para el desastre con ese plan, que nos confirma, una vez más, que es un plan de un modelo de ciudad para los negocios y no para el interés de las mayorías".

Morris sostuvo demás que el POT del alcalde Peñalosa, "acaba con la posibilidad de las bodegas para la población recicladora de la ciudad, no los tiene en cuenta, nuevo atentado contra la lucha del cambio climático (..) hoy la amenaza más grande para sus finanzas para su estabilidad urbanística, para el futuro de la ciudad".

 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido