Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Clínica Marly desmiente falta de atención médica a paciente que falleció esperando en urgencias

Foto referencial archivo particular



RCN La Radio pudo establecer que los directivos de la Clínica Marly iniciaron este 25 de septiembre una investigación tras la muerte de un paciente en el Hospital San Ignacio, ya que el hombre había ido inicialmente a este centro de salud a solicitar el servicio de urgencias.

Sin embargo, fuentes de la Clínica Marly le dijeron a RCN La Radio que, tras haber analizado las cámaras de seguridad, encontraron que un familiar del paciente llegó en un taxi en silla de ruedas, pero la única que ingresó al centro asistencial fue una familiar, quien duró tan solo 4 minutos en la Clínica.

Por tanto, dicen que nunca hubo falta de atención al paciente pues las cámaras registran que la familiar ingresó, presentó unos documentos, le sacaron copias a los mismos y salió 4 minutos después.

De esta manera, los directivos de la Clínica no se pronunciarán ya que al paciente no se le realizó el "triage", requerimiento obligatorio para ingresar al servicio de urgencias.

RCN La Radio contactó a la agencia de prensa de la IPS Colsubsidio para conocer por qué razón no atendieron al paciente que falleció ya que primero fue a dicha IPS, luego a la Clínica Marly y finalmente al Hospital San Ignacio, quienes aseguraron que no se pronunciarán hasta que no finalice la investigación del caso por parte de la Superintendencia de Salud.(Lea aquí el pronunciamiento de la SuperSalud frente al caso)

Hospital San Ignacio explica muerte del paciente

El director del Hospital San Ignacio, doctor Julio Castellanos, explicó las circunstancias en las que murió un hombre de 63 años que llegó a la Unidad de Urgencias con un fuerte dolor abdominal y que según sus familiares tuvo que esperar 5 horas para ser atendido.

De acuerdo con Castellanos, tras asistir a dos centros médicos el hombre identificado como Sendy Vera llegó al San Ignacio donde se le realizó el respectivo "triaje" (clasificación de un paciente según las prioridades de atención) y se determinó que estaba en nivel 3 de urgencias por tener los signos vitales estables "lo que tiene un tiempo de espera de entre 6 y 8 horas", aseguró.

Castellanos aseguró que los triajes 3 y 4 van siendo llamados para ser atendidos en el orden que aparecen en el sistema. En ocasiones, dando prioridad a los pacientes que presentan cuadros inestables.

La esposa de la víctima, Erlinda Santana, denunció con documentos en mano que su esposo ingresó al centro asistencial con un fuerte dolor abdominal sobre las 5:47 de la tarde y murió pasadas las diez de la noche. (Escuche la denuncia)

"Esperamos, no lo llamaban, yo les suplicaba que me lo atendieran y no quisieron. Yo le dije a una señorita que les pagaba para que me lo atendieran pero me dijo que no que tocaba esperar porque habían muchos pacientes", relató.

El doctor Julio Castellanos denunció que las salas de urgencia del país están desbordadas y que durante la jornada en la que el paciente falleció un total de 415 personas llegaron buscando ser atendidas, de las cuales 150 fueron dejadas en observación, "un número que se sale de las manos de cualquier Unidad de Urgencias", indicó.

No obstante, Erlinda Santana aseveró que después de más de una hora de haber muerto su esposo por un paro cardiorrespiratorio, lo llamaron para ser atendido.

"Después de fallecido, ya lo habían sacado para llevarlo a Medicina Legal y sobre la media noche lo llamaron para atenderlo. Eso es injusto", dijo.

El Director del Hospital San Ignacio aseguró que "es muy lamentable cuando un paciente fallece en nuestras instalaciones" y que para la Unidad de Urgencias ha sido traumática la muerte de una persona sin haber sido atendida. "Esperamos la autopsia para determinar las causas de la muerte", finalizó.