Cargando contenido

Tirar estos deshechos a la calle o pagarle a terceros puede acarrear sanciones económicas.

Escombros
Escombros
Secretaría de Ambiente

El manejo de la basura es uno de los grandes problemas de los que se quejan los habitantes de Bogotá. El nuevo modelo de aseo con contenedores es una de las grandes apuestas por parte del Distrito para terminar con este mal.

Sin embargo, a menudo son los mismos bogotanos los que causan esta problemática debido a la mala disposición de los desechos. Esto se evidencia especialmente en el tema de los escombros.

Es común que en calles, terrenos baldíos, caños y carrileras de tren se encuentren montañas de escombros y material de construcción abandonado. Ladrillos, madera , piedras, vigas, cemento, arena, costales, baldosas y más permanecen abandonados causando un grave daño al medio ambiente.

Lea aquí: Nuevos contenedores de basura de Bogotá son víctimas del vandalismo

Por este motivo, es importante tener en cuenta el procedimiento para disponer de estos deshechos, en especial porque su mal manejo puede acarrear multas de hasta un salario mínimo mensual ($828.116).

Algunas personas creen que este tipo de elementos pueden ser arrojados en la calle o contenedores de basura y que la empresa de servicios públicos tiene la obligación de recogerla, por lo que se quejan cuando, luego de pasar el camión, los escombros permanecen en el lugar. Sin embargo, desconocen que los vehículos de basura no pueden levantarlos.

La recolección de este tipo de material debe hacerse por medio de la línea 110, desde la cual puede solicitar a la empresa de servicios públicos que recoja los escombros.

Se recomienda que el contacto se realice únicamente por este canal. Esto debido a que hay personas que pasan con camiones y se ofrecen a recoger los elementos a cambio de un cobro. El problema es que estos individuos se quedan con el dinero y terminan arrojando el material en otras partes de la ciudad, por lo que los deshechos no reciben el tratamiento adecuado, afectando el medio ambiente en el proceso.

Lea también: Contenedores para reciclar, la nueva apuesta de Bogotá

Una vez se realice la llamada, la empresa se encuentra en la obligación de ir hasta el lugar y levantar los escombros en el lapso de los siguientes tres días hábiles.

Los camiones recolectores llevarán el material a uno de los tres lugares de la ciudad dispuestos por la Unidad Especial de Servicios Públicos (UAESP) y la Secretaría de Ambiente para este fin.

Este servicio tiene un costo adicional al habitual, por lo que en la próxima factura de aseo podrá ver reflejado el cobro, que varía de acuerdo con la localidad, dado que la tarifa es establecida por cada operador,

De acuerdo con la administración distrital, las localidades en las que se presentan mayores problemas por la disposición de escombros son Suba, Ciudad Bolívar, Engativá, Puente Aranda, Usaquén, Barrios Unidos y Kennedy.

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido