Cargando contenido

Buscan protegerse de los robos de sus vehículos. Advierten que en toda la ciudad se agudizó el hurto de bicicletas.

CICLISTAS
Ya se puede disfrutar de este trayecto abierto por el Distrito.
Colprensa

Varios colectivos de ciclistas tomaron la decisión de armarse con palos y machetes para evitar el robo de sus bicicletas en varios puntos de la capital de la República, en especial en las ciclorutas.

Juan Camilo Loaiza, líder de uno de los colectivos de ciclistas, manifestó que ante el incremento de los hurtos a ese tipo de vehículos no tenían otra opción sino la de protegerse ellos mismos con ese tipo de elementos contundentes.

“Nos ha tocado en Bogotá y en zonas rurales armarnos, es una realidad. Hasta con destornilladores se están utilizando para afrontar la delincuencia”, dijo Loaiza en RCN Radio.

Ante esa situación, la administración de Bogotá respondió que no tolerará situaciones de justicia por mano propia y adelantará las respectivas investigaciones.

“Las personas que lo hacen terminan en un lío legal”, advirtió el secretario de Seguridad, Daniel Mejía.

Añadió que “el llamado que hacemos a la ciudadanía es que no tome la justicia por mano propia. Se deben comunicar con las autoridades; a veces hay fallas pero se están corrigiendo”.

Las autoridades distritales han recuperado 125 bicicletas en varios operativos que se han desplegado en puntos estratégicos de la ciudad, en lo que va corrido de 2018. Los vehículos serán entregados en un evento que se llevará a cabo en los próximos días.

El presidente del Concejo de Bogotá, Daniel Palacios, aseguró que en la ciudad los casos de hurtos aumentaron en más de un 200 por ciento en los primeros tres meses de 2018.

Señaló que en el mismo periodo de 2017 fueron hurtadas 360 bicicletas en la capital.

Según investigaciones, los días martes y miércoles en la mañana son cuando más se reportan hurtos de bicicletas en localidades como Suba, Fontibón, Engativá, Tunjuelito y en avenidas como Boyacá, Ciudad de Cali y la 68.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido