El concejal de Bogotá, Nelson Castro, aseguró que está tranquilo frente a su conducta y aseguró que su proceso tendrá una segunda instancia, por lo que permanecerá en su cargo hasta que se resuelva definitivamente su investigación disciplinaria. Castro fue destituido en primera instancia por la Procuraduría por no haber renunciado como empleado Distrital en el Acueducto, en los tiempos requeridos antes de la elección para concejal. "vamos a recurrir a la segunda instancia, apelamos y tengo audiencia el próximo miércoles para sustentar la apelación y continuar el proceso en segunda instancia. Yo sigo ejerciendo mi cargo de concejal hasta que haya un fallo de fondo y estoy seguro que en segunda instancia saldré victorioso", dijo. Arguentó que el Procurador delegado "me da el tratamiento de empleado público cuando yo soy trabajador oficial". La diligencia para la segunda instancia se dará en un plazo de una semana, dónde el concejal del Polo Democrático sustentará su posición, con el propósito