Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Concejo de Bogota
Concejo de Bogota
Concejo de Bogotá

Uno de los últimos actos de María Victoria Angulo al frente de la Secretaría de Educación fue solicitar este lunes al Concejo de Bogotá vigencias futuras para la construcción de 13 colegios distritales, las cuales fueron aprobadas con 24 votos a favor y 11 en contra.

En total son $369.674 millones los que serán destinados para la creación de estas instituciones educativas que operarán en concesión en las localidades de Usme, Ciudad Bolívar, Bosa y Kennedy.

De igual forma, la plenaria contaba con un ingrediente adicional: el nombramiento de Angulo como la nueva ministra de Educación del gobierno de Iván Duque provocó que maestros de la Asociación de Educadores de Bogotá acudieran a la entrada del Concejo durante la plenaria, para manifestar en contra de su gestión.

La aprobación de los recursos no estuvo exenta de polémica. De hecho, generó fuertes críticas por parte de algunos cabildantes, quienes aseguran que se están comprometiendo recursos futuros de manera inecesaria.

Uno de ellos fue Hollman Morris, quien aseguró que las vigencias futuras endeudan a la ciudad, ya que poner estos colegios en concesión beneficiará únicamente a los privados que los operen. En este sentido, junto con otros concejales, anunció que demandará esta decisión.

Pero fue el cabildante Juan Carlos Flórez el que hizo los más fuertes cuestionamientos. Aseguró que la Secretaría no ha ejecutado el 93% de sus recursos, por lo que calificó de "incoherente" que solicite un presupuesto similar al que ya posee.

Ante esto, Angulo defendió la propuesta, manifestando que es necesaria la construcción de los colegios para favorecer a cerca de 12.000 estudiantes en las localidades más vulnerables de la ciudad. De igual forma, aseguró que concesionarlos permite al Distrito un ahorro del 30% de los gastos, y facilitará una educación de calidad.

Concejales como Lucía Bastidas aplaudieron la iniciativa: "Los colegios en concesión no afectan a la comunidad, todo lo contrario, beneficia a los niños, mejorando las condiciones de la educación pública. Las cifras evidencian menor deserción escolar y mejores resultados en pruebas Saber, entre otros aportes". 

Fuente

Sistema Integrado Digital

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.