Cargando contenido

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Colados en Transmilenio
Archivo

En las últimas horas, la sesión plenaria del Concejo de Bogotá aprobó la creación de un proyecto de acuerdo con el fin de generar estrategias que le pongan fin al problema de los colados en Transmilenio.  

Este acuerdo, según se conoció, se basa en dos puntos principales. El primero, está relacionado con la posibilidad de que los colados rediman sus multas con actividades pedagógicas y trabajo social.  

Lea también: Crimen Valentina Trespalacios: Capturan al extranjero acusado del asesinato

De esta manera, las personas que tengan multas pendientes con el Distrito, podrán saldarlas con estos trabajos sociales.  

“Tenemos que derrotar la cultura del no pago del pasaje, que se volvió una costumbre y está normalizada en todos los grupos poblacionales que usan el servicio”, explicó el concejal Julián Espinosa, del Partido Verde y promotor de esta iniciativa. 

El segundo punto está enfocado en la instalación de nuevos sistemas de seguridad anticolados en las estaciones de Transmilenio.  

Le puede interesar: Murió Paula Durán, colombiana que luchó contra el cáncer en EE.UU.

Dichos sistemas son los torniquetes piso a techo que, según Espinosa, mitigarían en un gran porcentaje el problema de las personas que ingresan sin pagar el pasaje y generan millonarias pérdidas para la entidad.  

“La gente también se queja de la falta de frecuencia en las rutas y no es consciente de que el despacho de los buses depende del número de validaciones en cada estación”, agregó el promotor de esta iniciativa. 

¿Por qué los colados siguen siendo un problema? 

El concejal enfatizó en que, si bien la Alcaldía de Bogotá ha implementado diferentes estrategias para darle fin a este problema, de carácter social, educativo y económico, no han sido efectivas y que la situación es cada vez más crítica.  

Lea más: Cancillería confirma la muerte de colombianos en medio de combates en Ucrania

“Las acciones han resultado infructuosas, tanto así que en 2019 la evasión estaba calculada en un 16% y hoy llega al 30%, según el Instituto de Estudios Urbanos de la Universidad Nacional”, agregó Espinosa. 

El proyecto también indica que la Alcaldía de Bogotá tendrá un plazo máximo de seis meses para implementar estas estrategias y deberá presentar un informe semestral en al cual evidencia su cumplimiento.  

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.