Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Referencia Esmad.
AFP

El juzgado 18 de conocimiento de Bogotá condenó a 17 años y cuatro meses de prisión al patrullero Néstor Julio Rodríguez Rúa por su responsabilidad en los hechos que rodearon la muerte del joven Nicolás Neira durante las movilizaciones del Primero de Mayo de 2005, en el centro de la capital del país.

Lea además: Caso porrista de Millonarios: Tribunal confirmó inocencia de Hugo Zabaleta Sossa

En el fallo condenatorio se avalaron las pruebas y testimonios presentados por la Fiscalía General sobre la actuación irregular de Rodríguez Rúa, quien para el momento de los hechos estaba adscrito Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad).

Tras emitir la condena, el juzgado ordenó la captura inmediata de Rodrígue Rúa para el cumplimiento efectivo de la pena en un centro carcelario.

En el fallo el juzgado valoró una serie de elementos de pruebas técnicas y testimoniales, al igual que los argumentos expuestos por una fiscal de la Dirección Especializada contra las Violaciones a los Derechos Humanos.

Le puede interesar: El lema 'dolor de cabeza severo asociado a la migraña' no es exclusivo: Consejo de Estado

El uniformado fue hallado culpable del delito de homicidio en la modalidad de dolo eventual. Igualmente se le impuso una inhabilidad a Rodríguez Rúa para el ejercicio de funciones públicas por el mismo tiempo de la pena.

Según las investigaciones de la Fiscalía, el entonces patrullero accionó un arma conocida como gaseador o 'truflay' sin orden previa de sus superiores.

De igual forma, los peritajes de balística y los dictámenes médico-forenses evidenciaron que desconocieron los protocolos de uso dispuestos para este tipo de artefactos y lo disparó de forma lineal y directa contra multitud.

Los investigadores establecieron que una de las granadas alcanzó a un joven de 15 años de edad quien participaba en la macha del 'Día del Trabajo' con la Carrera Séptima con calle 18.

Lea también: [Video] "Acá hay personas": empleados de banco en Cali tras el ingreso de encapuchados

Nicolás Neira murió cinco días después de los hechos producto del trauma craneoencefálico que le ocasionó el disparo.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.