La Sección Tercera del Consejo de Estado dejó en firme un fallo que condena a Transmilenio S.A. a pagar una multa de más de 6 mil millones de pesos a un operador del sistema por incumplimientos en los contratos establecidos en la Fase II.

Esta decisión se dio tras confirmar un laudo arbitral que se había emitido en noviembre del año pasado en el que se ordenó que Transmilenio pagara 6.093 millones de pesos a la Sociedad Sistemas Operativos Móviles KSA, concesión relacionada con la prestación de servicios de transporte de una parte del sistema.

Dentro del fallo se advierte que Transmilenio interpuso el recurso para anular el laudo arbitral sin tener los elementos suficientes para controvertir dicha decisión y por lo tanto debía declararse infundado al advertir que la empresa lo que pretendía era "discutir o controvertir el análisis jurídico y probatorio efectuado por el juez arbitral para adoptar su decisión y modificarla a su favor, lo cual resulta del todo improcedente en sede del recurso de anulación de laudo arbitral".

En este caso, el Consejo de Estado encontró que la empresa afectada no pudo cumplir con sus obligaciones de chatarrizar y recomponer la flota de buses al no establecer un cronograma oficial para realizar este tipo de actividades.

"Que se declare que Transmilenio S.A. incumplió el contrato por no reconocer oportunamente los hechos que dieron lugar a que la Sociedad Somos K.S.A. incumpliera su obligación de reposición de flota, por no modificar adecuadamente los plazos inicialmente convenidos para que ésta diera cumplimiento a su obligación de desintegración y reposición de flota", señala el fallo.